RESHORING MÉXICO 2014

Índice de Capacidad de Atracción de Inversión Manufacturera

Miguel Ángel Toro

RESHORING MÉXICO 2014
El momento de mayor éxito manufacturero del país no está en el pasado sino en el futuro. En los próximos años, la alta productividad laboral de Estados Unidos y la integración comercial entre México, Estados Unidos y Canadá (que incluye la logística y las cadenas de proveedores) harán que sea más barato producir bienes manufactureros en Norteamérica que en China.

Tras la crisis financiera de 2008 los costos de exportar diversos productos manufactureros desde mercados asiáticos hacia Estados Unidos han sobrepasado los costos de retornar la producción al área norteamericana de libre comercio. A partir de 2010 se comenzó a observar en Estados Unidos un crecimiento del empleo manufacturero, tras muchos años de estar deprimido, como efecto de este proceso de repatriación de la inversión (mejor conocido comoreshoring investment). Las condiciones competitivas de la Unión Americana impulsarán su reindustrialización a costa de exportaciones que están ubicadas tanto en China como en algunos países desarrollados como Alemania, Francia, Gran Bretaña, Italia o Japón.1 Los principales motivos de esta ventaja son los costos laborales (ajustados por la productividad) y el costo del gas natural y de la electricidad.2 Según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los salarios reales en Asia se incrementaron entre 2000 y 2008 en casi 1% por año; mientras que en China los beneficios aumentaron en 10% anual entre 2000 y 2005; y en 19% entre 2005 y 2010. Por su parte, en México los salarios crecieron únicamente 1% anual entre 2000 y 2011, volviéndolo más competitivo en este sector.3 De manera similar, en Estados Unidos la crisis ocasionó que algunos sindicatos aceptaran reducir sus jornadas laborales y los salarios de sus trabajadores a cambio de no perder más plazas de trabajo y mantener los niveles usuales de producción.

Este panorama ha modificado la competitividad manufacturera global poniendo a algunos países tradicionalmente de costos baratos bajo presión, a los que ya eran costosos perdiendo aún más terreno y mostrando dos “economías en ascenso”: Estados Unidos y México.4 De acuerdo a la encuesta realizada por la consultora Alix Partners en el “Manufacturing Sourcing Outlook 2013”, las empresas esperan reducir entre 5% y 20% sus costos como resultado de relocalizarse más cerca de su mercado final (nearshoring). The Boston Consulting Group estima que Estados Unidos capturará entre 70 y 115 miles de millones de dólares de nuevas exportaciones de aquí a 2020 de otras naciones europeas, de Japón y de la producción manufacturera repatriada desde China.5 Gracias a estas inversiones se generarían entre 2.5 y 5 millones de trabajos en las fábricas y los servicios asociados. En este contexto, cabe preguntarse sobre la manera en que el proceso de reshoring investment en Estados Unidos impactará la llegada de nuevas inversiones a México.

Andrey Kiselev©123RF.com

México y la reubicación de inversiones

Este país tiene ventajas frente a otros que le permitirían atraer una mayor cantidad de inversión extranjera directa que esté buscando reubicarse. Algunos de los elementos que posicionan a México como un destino ideal para reubicar la inversión y la mejor opción de nearshore para abastecer el mercado norteamericano son: los bajos costos de transporte y logística por la cercanía a Estados Unidos, el bajo crecimiento en los salarios del sector manufacturero en los últimos años, así como la alta competitividad de trabajadores mexicanos especializados en diversas industrias manufactureras6 e, inclusive, las perspectivas de crecimiento del mercado local y las cadenas de proveeduría que se podrían crear.7

Sin embargo, pese a las ventajas competitivas del país para la repatriación de inversiones, durante los últimos tres años el porcentaje de directivos que declaran a México como el principal lugar para reubicar la producción de sus corporaciones transnacionales disminuyó: mientras que en 2011 70% favorecía a México, para 2014 este número cayó a 29%.8

Algunas de las razones principales que explican el descenso son la incertidumbre sobre la fortaleza económica de México ?particularmente en el sector manufacturero? con respecto a la capacidad del país de proveer el adecuado capital humano calificado, la infraestructura adecuada y las suficientes industrias de apoyo para favorecer redes de oferta (supplier networks), aunado a la percepción de inseguridad agravada en los últimos meses.9

HONGQI ZHANG©123RF.com

Para poder comprender el fenómeno de reshoring investment es necesario identificar cuáles son las industrias cuyas características las hacen más proclives a migrar su producción a Norteamérica. El Centro de Investigación para el Desarrollo, A.C. (CIDAC) estableció una metodología ?basada en la bibliografía de James Utterback y Carlos Montalvo sobre la etapa del ciclo innovación-producción en la que se encuentra cada industria? que señala las industrias muy próximas a relocalizar o repatriar su producción a Norteamérica como parte del documento de investigación Reshoring México 2014. Índice de Capacidad de Atracción de Inversión Manufacturera.10 A grandes rasgos, Utterback expone que el ciclo de innovación de una industria en cuanto a sus procesos y sus productos comprende tres fases: “fluida”, “de transición” y “específica”. Montalvo explica que el “punto de quiebre” de repatriación o relocalización de las industrias se da cuando estas se encuentran dentro de la fase de transición o la específica ?donde elaboran productos con algunos procesos automatizados e intensivos de mano de obra? y menos en sectores de alta tecnología (como la fase fluida).11

Tomando estos aspectos en consideración, además de la vocación productiva de México, que se especializa en manufacturas de exportación, CIDAC estima que las industrias con mayor propensión para migrar su producción e inversión de China a México son ocho.

Las industrias con mayor probabilidad de relocalizarse han impulsado el crecimiento de la economía de México así como el desarrollo y bienestar de las regiones donde están ubicadas. En los últimos siete años, la productividad laboral de la mayoría de estas industrias se ha incrementado más de 100%. Como se observa en la tabla 2, estas industrias han tenido un buen desempeño en los últimos años y con ello han llegado nuevos empleos bien remunerados, es decir, el promedio del salario mensual manufacturero por una jornada de ocho horas oscila entre los 8 mil 500 y los 17 mil 100 pesos.12 No obstante, para poder atraer más inversiones de estas industrias, y de cualquier otra, es esencial que los inversionistas consideren que el país cuenta con las condiciones necesarias para instalar sus plantas. Para ello, se tendrían que incrementar los incentivos para mejorar las condiciones de los parques industriales como receptores de inversión, y la información sobre sus condiciones juega un papel crucial.

Situación actual de los parques industriales del país

Las empresas maquiladoras comenzaron a establecerse en México de forma desordenada y no fue hasta los años setenta cuando aparecieron los primeros parques industriales construidos por privados gracias al apoyo del proyecto federal de parques industriales. Se copiaron las características de los parques industriales estadounidenses que contaban con grandes espacios de tierra y que tenían los servicios necesarios al interior, lo que fue atrayendo la instalación de empresas. Con el pasar del tiempo, los desarrolladores inmobiliarios ofrecieron a las empresas lugares donde se optimizaban los servicios, donde las empresas establecidas en ellos compartieran los costos administrativos (seguridad, energéticos, etcétera) en un entorno de menor riesgo para sus procesos productivos. Este modelo de concentración de los servicios promueve un desarrollo urbano menos caótico para el país ?puesto que reduce los lugares a los cuales el Gobierno tiene que llevar servicios energéticos, de agua potable y pavimentación, entre otros? y se puede proveer al inversionista de mayor certidumbre tanto jurídica como en términos de la infraestructura disponible.

Sin embargo, lograr el crecimiento de la actividad manufacturera ha sido un proceso complejo donde el Gobierno no siempre le ha dado la importancia al sector de los desarrolladores industriales.13 Esto ha contribuido a que no se conozca de manera oficial cuántos parques industriales ?públicos y privados? hay en el país y con qué infraestructura cuentan.

El Centro de Investigación para el Desarrollo consolidó todas las fuentes de información disponibles en el país y determinó que existen un total de 659 parques industriales en México. Esta información fue consolidada en el Censo de Parques Industriales CIDAC 2014. Gracias a la información que nos proporcionó la Asociación Mexicana de Parques Industriales Privados (AMPIP) y ProMéxico ?además de la información pública disponible en el Sistema Mexicano de Parques Industriales (SIMPPI)? se obtuvo este número. Adicionalmente, una vez identificada la localización de los parques industriales en los estados se revisó cuáles son sus características y qué servicios ofrecen. En el caso del SIMPPI, la información sobre los servicios que ofrecen los parques industriales es prácticamente inexistente. La única información confiable sobre las características de los parques industriales del país es la de la AMPIP. Atraer inversión es mucho más difícil si como país no puedes indicarle con claridad al inversionista qué encontrarán al llegar a él.

Índice de Capacidad de Atracción Manufacturera

Para determinar qué tan atractivo es nuestro país para reubicar inversión en sus parques industriales, CIDAC elaboró el Índice de Capacidad de Atracción de Inversión Manufacturera. Este se construye a partir de una encuesta aplicada14 a los desarrolladores de parques industriales y las empresas que se sitúan en ellos, que nos provee de información detallada sobre diversos aspectos que determinan la capacidad de atracción de las entidades federativas para reubicar la inversión. El Índice se compone de seis rubros o “capacidades”, las cuales contienen a su vez indicadores que reflejan información sobre la provisión de diversos servicios de los parques industriales, la situación crítica de los servicios de la región, el grado de fortaleza de los factores de competitividad de la región, el nivel de incidencia delictiva, lo (in)adecuado de las políticas públicas destinadas al fortalecimiento de la competitividad de la región y la percepción sobre el grado de desarrollo de la región en los próximos cinco años.

 

Vadim Ratnikov©123RF.com

Con estas seis capacidades, el Índice genera una calificación en una escala del 0 al 100 que indica la capacidad de atracción de las entidades federativas del país para reubicar inversión de acuerdo a los parques industriales que se encuentran situados dentro de ellas. Evidentemente, no todas las capacidades tienen la misma importancia para la atracción de inversiones; por consiguiente, a los encuestados se les pidió que clasificarán de mayor a menor la relevancia que, según ellos, tiene cada una de estas capacidades en la decisión de selección de inversión de las empresas. Destaca que los servicios del parque son considerados como el mayor polo de atracción de inversión.

Los pesos subjetivos que cada una de estas canastas de capacidades recibió fueron los siguientes: a) servicios del parque, con 39.6% de importancia; b) servicios de la región, con 17.45%; c) competitividad de la región, con 14.12%; d) expectativas de desarrollo en los próximos cinco años, con 11.52%; e) inseguridad en la región, con 9.31%, y f) respaldo de las instituciones en la región, con 8 por ciento.

Anton Balazh©123RF.com

Paralelamente, se considera que un determinante considerable dentro de la decisión de inversión de las empresas estriba en las oportunidades económicas (i.e. economías de escala) inherentes a la entidad federativa. De esta forma, el Índice está ponderado por el tamaño de mercado de la entidad federativa en cuestión, es decir, además de las capacidades ya referidas, la capacidad de atracción de inversión de la entidad federativa depende del tamaño relativo de la fuerza laboral y de la producción ?medida como valor agregado? de esta, mismos que dan una idea del tamaño de la red de proveeduría que cada entidad federativa tiene.15

La tabla 4 muestra el ranking por entidad federativa en cuanto a su capacidad de atracción de inversión de industrias con mayor propensión a reubicar su producción. El Índice de Capacidad de Atracción de Inversión Manufacturera está encabezado por Chihuahua (100), seguido de Nuevo León (99.64), Baja California (70.55), Estado de México (70.04) y Jalisco (68.78). Estos resultados están guiados por elranking en cuanto a tamaño de mercado y por el ranking de cada una de las capacidades o canastas que compone el Índice. Cabe señalar que este no contempla todos los estados del país. La razón fue la falta de información para construirlo cabalmente a partir de muestras representativas en otras entidades. Futuras ediciones del estudio tendrán como objetivo incluir todas las entidades del país.

Si bien contar con parques industriales que ofrezcan buenos servicios, aunado a estar en una región donde las empresas tengan también acceso a servicios adecuados, un respaldo institucional fuerte, baja inseguridad y expectativas positivas sobre el desarrollo de la región son importantes, no son factores tan determinantes como la competitividad de la región y el tamaño de mercado en la capacidad de atracción de inversión de las entidades federativas. La tabla 5 muestra el ranking por entidad federativa respecto al tamaño del mercado de estas industrias y a cada una de las capacidades que componen al Índice de Capacidad de Atracción de Inversión Manufacturera.16

Sasin Tipchai©123RF.com

Políticas públicas para impulsar la competitividad manufacturera de México

Atraer la mayor cantidad de inversión extranjera directa dentro de la tendencia del reshoring investmentes de vital importancia para el crecimiento del sector manufacturero mexicano y de la economía del país. Tras realizar un conjunto de entrevistas a directivos de empresas trasnacionales, directores de empresas de desarrollo inmobiliario, funcionarios de Gobierno a nivel estatal y federal, y las encuestas que se levantaron a directivos de parques industriales, CIDAC delimitó seis grandes rubros de políticas clave que necesita el país para atraer más inversión manufacturera: 17

  1. Estrategia de política fiscal que impulse las ventajas comparativas del sector manufacturero.
  2. Fortalecimiento del Estado de derecho y mejora regulatoria.
  3. Construcción de infraestructura productiva y logística para crecer.
  4. Cambio del paradigma educativo hacia una mejor capacitación y el desarrollo de competencias profesionales.
  5. Impulso a las redes de proveeduría para la inserción en las cadenas de valor globales.
  6. Creación de planes urbanísticos anclados al desarrollo económico.

pat138241©123RF.com

Ya que la inversión producto del reshoring es una tendencia tan grande, es fundamental la coordinación entre todos los niveles de Gobierno para lograr aprovechar al máximo las ventajas comparativas de nuestro país. Se recomienda a los Gobiernos municipales, estatales y al federal que se reconozca el problema de competitividad internacional de las empresas mexicanas derivado de la falta de condiciones para el desarrollo de la economía interna, la mala imagen del país por la inseguridad y por la reforma fiscal de 2013. También es muy importante fortalecer el Estado de derecho (en materia de seguridad y en materia de mejora regulatoria), invertir en infraestructura de gas natural, portuaria, aeroportuaria, ferroviaria de carga, impulsar el rápido funcionamiento del mercado al mayoreo de generación eléctrica, redefinir los planes de estudio de la educación media y superior, identificar a las empresas existentes en el país para promover las cadenas de proveeduría y reconsiderar las políticas de vivienda e infraestructura ciudadana con miras a no encarecer los servicios por ineficiencias urbanísticas. Estos elementos son un buen primer paso para promover lo que México tiene que ofrecer a los inversionistas.

____________________________
1 Harold L. Sirkin, Michael Zinser y Justin R. Rose: “The U.S. as one of the world?s lowest-cost manufacturers” en BCG Perspectives, agosto 20, 2013. Disponible en: https://www.bcgperspectives.com/content/articles/lean_manufacturing_sourcing_procurement_behind_american_export_surge/
2 Véanse los textos de Sirkin y demás autores de la serie Made in America, Again del Boston Consulting Group.
3 Hal Weitzman, “Mexico most popular for U.S. ?reshoring?” en Financial Times, junio 3, 2012. Disponible en: http://www.ft.com/intl/cms/s/0/ec164996-ad23-11e1-bb93-00144feabdc0.html
4 Harold L. Sirkin, Michael Zinser y Justin R. Rose: “The Shifting Economics of Global Manufacturing” en BCG Perspectives, agosto 19, 2014. Disponible en: https://www.bcgperspectives.com/content/articles/lean_manufacturing_globalization_shifting_economics_global_manufacturing/
5 Harold L. Sirkin et ál., óp. cit, 2013.
6 Hal Weitzman, óp. cit., 2012.
7 Banco Japonés para la Cooperación Internacional, “Survey Report on Overseas Business Operations by Japanese Manufacturing Companies”, noviembre 2014.
8 Alix Partners, “2014 Reshoring / Nearshoring Executive Summary and Outlook”, 2014.
9 Banco Japonés para la Cooperación Internacional, óp. cit, 2014.
10 El documento se encuentra disponible en español en: http://www.CIDAC.org/esp/uploads/1/Reshoring_Mexico_ 2014_WEB_200514_1.pdf_.pdf; y en inglés dentro de la página “Reshore to Mexico” (www.reshoretomexico.org) en: http://reshoretomexico.org/csv/ReshoringMexico 2014MexicosReshoringAttractionIndex.pdf
11 Para una explicación detallada de la metodología elaborada por CIDAC véase la sección 3.1 del documento.
12 Los salarios promedio del sector manufacturero para cada una de las distintas regiones industriales del país fueron proporcionados por las consultoras inmobiliarias CB Richard Ellis y Jones Lang LaSalle durante la Convención Anual de la AMPIP en diciembre de 2013.
13 No fue hasta el año 2011 cuando se publicó la NMX-R-046-SCFI-2011, donde se establecen los lineamientos que debe cumplir un establecimiento que se hace llamar parque industrial de calidad para serlo. Anteriormente era imposible saber cómo diferenciar entre un parque industrial de calidad mundial y una bodega que se hacía llamar parque industrial. Desgraciadamente, la gran mayoría de los parques industriales no cumplen con la norma por lo que no pueden llamarse realmente así.
14 Para poder acceder al cuestionario de la encuesta que se utilizó, favor de contactar a CIDAC.
15 Para una revisión detallada de la metodología del Índice véase la sección 4.1 y el capítulo 7 del documento de Reshoring México 2014 de CIDAC.
16 El documento de Reshoring México 2014 contiene un análisis desglosado de las 93 variables que componen el Índice para cada entidad federativa en la sección 4.4.
17 El capítulo 5 del documento de Reshoring México 2014 desglosa 37 políticas públicas puntuales que auxiliarían a las entidades federativas a ser más atractivas para los inversionistas extranjeros.