Veracruz, en pos de clústeres de servicios integrales

Entrevista con Miguel Rolón García

Veracruz, en pos de clústeres de servicios integrales
Miguel Rolón García, director general de Comercio Exterior, Gestoría y Apoyo al Desarrollo Industrial del Gobierno de Veracruz, está a cargo de la coordinación de la zona económica especial de la región de Coatzacoalcos. En esta entrevista, habla de los desafíos y perspectivas de la entidad.

¿Qué contempla la zona económica especial (ZEE) de Veracruz?

El tema está en desarrollo. La Autoridad Federal para el  Desarrollo de las Zonas Económicas Especiales (AFDZEE) es la indicada para opinar al respecto. No obstante, en respuesta a la amable petición de Comercio Exterior, externo algunos comentarios.

Los lineamientos generales de la ZEE de la región de Coatzacoalcos, así como de las demás zonas del sureste, buscan atraer inversiones que aprovechen los recursos naturales y las vocaciones de la zona para reactivar la economía, generar empleos y reducir la brecha de desarrollo entre el centro-norte y el sur-sureste del país.

En el caso de Veracruz, nos referimos a los municipios de Coatzacoalcos, Nanchital de Lázaro Cárdenas del Río e Ixhuatlán del Sureste, así como los municipios que integran las zonas de influencia: Moloacán, Minatitlán, Cosoleacaque, Jáltipan, Zaragoza y Acayucan, entre otros.

¿Por qué es importante la región?

En la actualidad, los estados del centro y del norte tienen un crecimiento económico elevado y un nivel de vida superior, mientras que los estados de Michoacán, Guerrero, Oaxaca, Chiapas, Veracruz y Tabasco tienen municipios de extrema pobreza y bajo nivel educativo en general.

No obstante, existen también grandes riquezas naturales, abundancia de agua y tierras fértiles. De la misma manera, hay generación de energía eléctrica y petróleo y gas natural, más industria química y petroquímica. A la par, puertos de altura y cabotaje y gran producción de materias primas que se envía a otras partes de la República donde se les incorpora mayor valor agregado.

 

¿Cómo han afectado las variaciones del precio del petróleo a la región?

La economía de varios estados se ha visto muy afectada por dos razones que hicieron la tormenta perfecta: la baja producción de los pozos petroleros en tierra y mar, y la baja del precio internacional de los hidrocarburos, que ha originado despidos masivos de empleados y trabajadores en los grandes centros de explotación y en los principales complejos petroquímicos de Pemex.

 

¿Cuál es entonces la apuesta para remontar esta situación?

A corto plazo —de uno a dos años— atraer inversiones nacionales y extranjeras, con beneficios fiscales y no fiscales, y concesiones para los administradores integrales de las ZEE, unitarias o por sección. Al mismo tiempo, aportar infraestructura y servicios para la instalación de empresas que contribuyan con valor agregado a las materias primas o formen parte de la cadena productiva, desde el sector primario hasta la industrialización y la comercialización en mercados nacionales e internacionales.

A mediano plazo —de dos a cinco años—, buscamos el desarrollo del Istmo de Tehuantepec, conforme se equipen los puertos de Coatzacoalcos, Salina Cruz y Chiapas. Además, la modernización de carreteras, ferrocarriles y aeropuertos, para la movilización de distintas cargas entre los dos océanos. Será esencial también incrementar la producción primaria para comercializar mercancías en fresco en el mercado nacional y en sistemas refrigerados para la exportación.

A largo plazo —de cinco a diez años—, la aspiración es crear clústeres de servicios integrales para la industria de extracción de petróleo y gas, refinerías modulares, desmantelamiento de embarcaciones, astilleros navales, reactivación de la industria de los fertilizantes, agroindustrias, autopartes, industria del plástico y forestal, producción de alimentos balanceados, acuacultura, generación de energías limpias, industrias maquiladoras y servicios logísticos de contenedores entre ambos océanos.

 

¿Se tiene perfilada la poligonal de la ZEE?

Los detalles se darán a conocer mediante la declaratoria oficial que hará el presidente de la República. La AFDZEE adquirió un terreno de alrededor de 250 hectáreas, ubicado al sur de Coatzacoalcos. Adicionalmente, la Administración Portuaria de Coatzacoalcos y Pajaritos está gestionando la adquisición de una superficie de 300 hectáreas. En tanto, el Parque Industrial de Ixhuatlán tiene el propósito de desarrollar 190 hectáreas más, y el Parque Industrial de Nachital y particulares ponen a disposición otras 150 hectáreas para la creación de la ZEE correspondiente.

 

¿Quiénes son los actores académicos en la entidad que apuestan por el proyecto?

En junio se realizó la primera reunión de la AFDZEE, en la que participaron el Gobierno del estado, los principales centros educativos, como la Universidad Veracruzana, el Instituto Tecnológico de Minatitlán, el Conalep y las escuelas técnicas, entre otras instancias académicas. El objetivo fue conocer cuál es la oferta educativa para compararla con las expectativas de las empresas que llegarían y actualizar de igual manera los programas de desarrollo del capital humano, para la formación de los técnicos y profesionales que necesitaremos.

 

¿Cuál es el potencial que percibe para el comercio exterior?

Es definitivamente variado. Incluye el sector primario, minería, agricultura, fruticultura, ganadería, pesca y forestal. Lo que buscaremos es el traslado de producto en fresco o refrigerado por carretera a Estados Unidos, por el ferrobuque Coatzacoalcos – Mobile (Alabama), o por transporte marítimo con Manatí, Florida, cumpliendo las normas internacionales en la materia. Lo mismo buscaremos diversificar nuestro mercado hacia los países asiáticos, del Medio Oriente y Europa.

 

La región del Istmo es clave.

El vínculo estratégico entre Coatzacoalcos, Veracruz, y Salina Cruz, Oaxaca, así como los municipios del Istmo de Tehuantepec, parte de Chiapas y Tabasco, se debe a la afinidad de sus culturas, la similitud y fertilidad de sus suelos, el clima húmedo y tropical, la orografía, el agua en abundancia, la energía que producen las hidroeléctricas, la energía eólica.

La repercusión de la ZEE será en consecuencia muy positiva para la generación de empleos, directos e indirectos, durante la construcción, operación y mantenimiento de las empresas, lo que reactivará la economía regional y de Veracruz.  τ