CAMEXA, LA BRÚJULA QUE ORIENTA LOS NEGOCIOS ENTRE MÉXICO Y ALEMANIA

ENTREVISTA CON JOHANNES HAUSER

Gabriela Gándara

CAMEXA, LA BRÚJULA QUE ORIENTA LOS NEGOCIOS ENTRE MÉXICO Y ALEMANIA
Alemania está presente en México a través de productos, maquinaria y tecnología, pero sobre todo de sus empresarios y de un modelo de desarrollo que conjunta industria, conocimiento y capacitación. La Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria es promotora y testigo de las actividades de las empresas de ese país en el nuestro. Su director general, Johannes Hauser, habla de esta institución y destaca el potencial económico que reconocen los empresarios alemanes en México.

 

¿Qué es Camexa, cuál es su objetivo y qué servicios brinda?

La Cámara Mexicano-Alemana de Comercio e Industria, conocida en México por su abreviación, Camexa, es una organización empresarial que fomenta los negocios entre ambos países. Con más de 800 compañías asociadas en México y Alemania, ofrece la principal red de contactos bilaterales. Camexa tiene —como muchas de las empresas germanas asentadas en el país— una larga tradición: fue fundada en 1929. Contamos con oficinas en la Ciudad de México y Querétaro, y con representantes en Guadalajara, Monterrey y Puebla. Los expertos de la Cámara ofrecen apoyo y orientación a los empresarios mexicanos interesados en el mercado alemán y a los empresarios germanos interesados en el mercado mexicano. Para las empresas mexicanas, las ferias internacionales que se realizan en Alemania son un atractivo instrumento para acercarse a los mercados alemán y europeo. Nuestro departamento de ferias orienta y apoya el trabajo de preparación para estar en una feria y durante la participación misma. Por cierto, para recurrir a nuestros servicios no es condición ser socio de la Cámara.

 

Camexa representa los intereses de las empresas alemanas en México. Para ello, conoce bien sus necesidades y objetivos. ¿Qué nos puede comentar, en términos generales, de la situación de las empresas alemanas en México?

México es un socio confiable en las cadenas globales de producción y, a la vez, un interesante mercado para los productos y servicios de las empresas alemanas. Por eso, tan solo desde el año 2000, se han asentado unas 800 empresas alemanas en México. Aparte del fuerte mercado interno, los empresarios valoran de México su buena infraestructura, la mano de obra joven y dedicada, así como la cercanía a los Estados Unidos, por mencionar solo los puntos más importantes. Al mismo tiempo, hay una preocupación por la inseguridad en el país. En realidad, las empresas tienen diferentes motivos para invertir en un país. La decisión depende, en muchas ocasiones, del sector. En el farmacéutico y de tecnología médica, por ejemplo, el mercado mexicano ha cobrado relevancia. Por un lado, la población crece, México no ha enfrentado crisis endémicas en los últimos 20 años y la clase media se ha expandido, generando una mayor demanda. Por supuesto, hay altibajos coyunturales, como en todas partes, pero no crisis estructurales. Se nota mucho que hay una clase media que evoluciona; esta es una señal básica del potencial del mercado. Lo anterior lo demuestran las cifras: de 2010 a 2017, las exportaciones alemanas a México casi se duplicaron.

 

 

Camexa levanta una encuesta anual entre sus socios para conocer sus perspectivas en el país. ¿Las empresas alemanas han visto afectados sus proyectos en México por el proceso de renegociación del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN) o las próximas elecciones?

La más reciente encuesta coyuntural que hicimos entre nuestros socios, a fines de 2017, arrojó que hay una gran confianza en México, más allá del tema del TLCAN. El 69% de nuestros socios dijo que sus negocios en México se verían afectados negativamente por una cancelación del TLCAN. Al mismo tiempo, el 68% de las empresas anunció inversiones en México y el 55% dijo que crearán nuevos empleos durante este 2018. Así que, a pesar de la preocupación por el futuro del TLCAN, los socios de Camexa siguen confiando en México.

 

 

Tan solo desde el año 2000, se han asentado unas 800 empresas alemanas en México

 

El modelo de educación dual alemán se está empezando a implementar en México. ¿Qué nos puede comentar de este programa, en el que Camexa ha participado activamente?

En las principales regiones industrializadas del país, la escasez de mano de obra calificada a nivel medio tiende a ser un obstáculo para atraer nuevas inversiones. Como respuesta a esta situación, el Gobierno y el sector privado decidieron implementar un modelo mexicano de formación profesional dual. Este modelo adopta importantes características del modelo dual alemán, que cuenta con una larga y exitosa tradición. En Camexa, contamos con un departamento de expertos en la materia que ofrece consultoría a nuestras contrapartes de la Secretaría de Educación Pública y del Consejo Coordinador Empresarial. Obviamente, es un gran reto establecer a corto plazo un modelo que en otras sociedades ha tenido décadas para desarrollarse. Pero los avances son realmente muy alentadores. A inicios de este año, se contaron 5 mil aprendices formándose en empresas mexicanas de toda la república.

 

¿En qué consiste el programa de redes de aprendizaje, cómo se ha implementado en México y qué resultados está teniendo?

En las redes de aprendizaje, empresas de un mismo sector intercambian experiencias y ejemplos de mejores prácticas para reducir su consumo de energía. Para lograr esta meta, se realizan talleres y visitas a las plantas de las compañías participantes, a fin de analizar opciones concretas para gestionar la energía de una manera más eficiente. Camexa coadyuva en el proceso de enlazar las compañías y capacitar al personal encargado del proyecto. Actualmente, hay dos redes de aprendizaje, en el Estado de México y en Nuevo León.

 

 

Nuestras ferias, como la de Hannover, son el lugar donde las empresas mexicanas que desean incursionar en el mercado alemán deben estar

 

¿Cómo puede apoyar la Camexa a empresas mexicanas que quieren exportar a Alemania?

Las ferias internacionales en Alemania constituyen la herramienta perfecta para incursionar en nuevos mercados ya que son, en muchos casos, líderes mundiales en sus respectivos sectores. Desde la industria de alimentos hasta el sector aeroespacial, pasando por el turismo y la metalurgia, nuestras ferias son el lugar donde las empresas mexicanas que desean incursionar en el mercado alemán deben estar. Es recomendable que las empresas participen como expositores, pero incluso como visitantes obtienen conocimientos sobre los mercados internacionales y las innovaciones tecnológicas del sector, y evalúan sus productos al ver la oferta de la competencia. En cuanto a los expositores, las ferias en Alemania les permiten medir la aceptación de sus productos o servicios en un escaparate que atrae a un público experto internacional, así como conocer socios comerciales y compradores potenciales. Mediante asesorías, coordinación y organización de agendas, entre otros servicios, Camexa apoya a las empresas mexicanas que quieren exponer en las ferias especializadas.