Industrie 4.0 y la fábrica del futuro alemana.

Industrie 4.0 y la fábrica del futuro alemana.

 

La fábrica evoluciona y se vale de la robótica, el internet de las cosas, la inteligencia artificial, el big data y otras tecnologías para enfilarse al futuro convertida en una red digitalizada que entrelaza, en tiempo real, todos los eslabones de la cadena de valor —desde el diseño hasta la postventa. La información que fluye a lo largo de la red es la savia que nutre la toma de decisiones para optimizar los procesos de producción y de distribución, ganar en eficiencia y orientar la búsqueda de nuevos productos y de áreas de negocios más dinámicas. Por su potencial, la digitalización de la industria es un tema prioritario en la agenda de las economías avanzadas, y debería serlo en la de aquellas que aspiran a ingresar a ese selecto bloque. En Alemania aparece entre los 10 “Proyectos de futuro” y, bajo la denominación de Industrie 4.0, pretende consolidar el liderazgo germano en el desarrollo, uso y exportación de tecnologías de producción digitalizada.

La Hannover Messe enmarca la génesis y desarrollo de la Industrie 4.0. Sus creadores, Henning Kagermann, Wolfgang Wahlster y Wolf-Dieter, presentaron el concepto en la edición 2011. Dos años más tarde, en 2013, se difundió en el recinto ferial lo que se considera su documento fundacional: Recommendations for Implementing the Strategic Initiative Industrie 4.0. En tanto que, en la edición de 2015, se lanzó la iniciativa Plataforma Industrie 4.0, bajo el auspicio de los ministerios federales de Economía e Investigación y el concurso de las asociaciones empresariales, académicas y sindicales más relevantes del país.

El cometido principal de la Plataforma es crear un entorno propio para la instrumentación y difusión acelerada del modelo de Industrie 4.0, para lo cual se crearon cinco grupos de trabajo: (1) Soluciones modelo, estandarización y normalización; (2) Investigación e innovación; (3) Seguridad de sistemas en red; (4) Marco legal, y (5) Trabajo, educación y formación continua. Las actividades involucradas en la Plataforma son numerosas, y en ocasiones convergen y se complementan con iniciativas de otros actores relevantes tanto del sector público como del privado. Las que se mencionan a continuación son botones de muestra, pero ofrecen una panorámica del alcance y profundidad de los esfuerzos comprometidos.

  • Red de Laboratorios Industrie 4.0. También llamados Testzentren, ofrecen a las empresas interesadas la oportunidad de familiarizarse con las tecnologías, innovaciones y modelos de negocio que se están desarrollando, además de probar su viabilidad técnica y racionalidad económica. Actualmente existe en territorio alemán un total de 57 de estos centros de pruebas.
  • Centro de competencia Mittelstand 4.0. Con la finalidad de facilitar el acceso de pequeñas y medianas empresas al mundo digital, y bajo el auspicio del Ministerio Federal de Desarrollo Económico y Energía, estos centros orientan y ofrecen información práctica y apoyos específicos para que las pymes alemanas —99% del entramado industrial de ese país— instrumenten su proceso de digitalización. En territorio alemán operan 23 centros de competencia.

 

 

  • Consejo para la Normalización Industrie 4.0. Materialización de una de las propuestas de la Plataforma Industrie 4.0, esta iniciativa pretende acelerar los procesos de estandarización de la Industria 4.0, así como organizar y dar forma a la hoja de ruta de dicha normalización, armonizar la terminología y los conceptos básicos, además de relacionarse con entidades foráneas para coordinar los esfuerzos en la materia.

 

Industria 4.0 es, ante todo, una estrategia de cambio y adaptación. Un proceso que exige la transformación digital integral de las organizaciones como requisito para participar en la economía conectada y, eventualmente, prosperar en ella. Los beneficios de la digitalización industrial son altamente promisorios, la mayoría de los pronósticos apuntan a que las principales actividades productivas alemanas podrían generar un PIB adicional anual de entre 1.5% y 2.2% hasta 2025 (ver el Cuadro). En adelante y como resultado directo de la digitalización industrial, los países en desarrollo necesitarán nuevos modelos para impulsar su crecimiento, aumentar su productividad y enriquecer las capacidades de su factor humano. El modelo alemán Industrie 4.0 constituye una referencia obligada para reflexionar sobre el tema.