LA BRECHA DE GÉNERO

LA BRECHA DE GÉNERO

 

Qué es el Índice de la Brecha Global de Género.

El Foro Económico Mundial desarrolló una metodología para evaluar cómo se distribuyen los recursos de una sociedad desde una perspectiva de género. El Índice de Brecha Global de Género permite comparar la situación actual en esta materia de los 144 países que conforman la muestra, así como la evolución de cada uno de ellos a lo largo del tiempo.

Qué mide.

El análisis de la distribución de oportunidades y recursos entre hombres y mujeres se construye a partir de los siguientes rubros: (1) Educación: acceso a niveles de educación básicos y más elevados; (2) Participación política: representación en las estructuras de toma de decisiones; (3) Salud y supervivencia: expectativa de vida y proporción hombres-mujeres, y (4) Participación económica y oportunidad.

Cómo se lee.

El índice tiene una escala de 0 (imparidad) a 1 (paridad). Las brechas muestran la distancia que deben recorrer los países para transitar desde su situación actual hacia una distribución equitativa de oportunidades y recursos. Dado que las diferencias entre géneros se miden independientemente del nivel de ingresos, algunos países relativamente pobres como Ruanda pueden ocupar los primeros lugares de la clasificación.

Quién es quién.

Los países más pequeños de Europa occidental, en particular los países nórdicos de Islandia, Noruega y Finlandia, ocupan los primeros puestos de la clasificación mundial con índices globales de 0.878, 0.830, 0.823 y brechas de 0.122, 0.170 y 0.177, respectivamente; les siguen el caso ya mencionado de Ruanda con 0.822 y Suecia con 0.816. El país mejor ubicado del continente americano es Nicaragua (sexto lugar mundial) con 0.814, en tanto que México ocupa el sitio 81 con un índice de 0.692. (En el Cuadro de desglosa la evaluación del país a nivel de subíndices.)

 

 

Equidad para crecer.

La distribución equitativa de recursos y oportunidades en función del género de las personas no solo tiene un imperativo ético, sino también económico. Estimaciones recientes sugieren que Reino Unido agregaría 250 mil millones a su producto interno bruto si logra eliminar su brecha global de género. Otros cálculos prevén que la economía mundial podría obtener un incremento adicional de 5.3 billones de dólares para 2025 si consigue reducir en 25% su actual brecha de género en materia de participación económica.