Excelencia, razón de la demanda creciente de productos oaxaqueños.

Entrevista con Juan Pablo Guzmán Cobián

Ariel Ruiz Mondragón

Oaxaca es una de las entidades mexicanas más diversas y más ricas en cultura y tradiciones. Ahí, y en la variedad, la calidad y el carácter único de sus productos radica, al menos en parte, su capacidad y potencial económicos, como lo demuestra la creciente presencia internacional del mezcal. A esto se suma la capacidad agroindustrial y minera, así como el potencial que reviste el proyecto de la Zona Económica Especial (ZZE) de Salina Cruz. En entrevista con Comercio Exterior, el secretario de economía de Oaxaca, Juan Pablo Guzmán Cobián, destaca los resultados alcanzados en distintas vertientes de la economía oaxaqueña, identifica áreas de oportunidad y se refiere a la ZEE, que —bien aprovechada— podría convertirse en un polo único de desarrollo regional y nacional.

¿Cuáles son los sectores productivos más dinámicos de Oaxaca en la actualidad?

El estado tiene una gran vocación agrícola, minera y energética, así como una ubicación estratégica que permite unir los mercados asiáticos con los de América del Norte. El campo es uno de los principales motores de desarrollo para la entidad. Las regiones de la Cuenca y la Costa producen 58% de las hortalizas que se consumen en el estado. En el ranking nacional de productos agrícolas, Oaxaca colocó 22 productos en los 10 primeros lugares. La papaya, la piña, el limón, el ajonjolí, el café, el mango y el plátano ocupan el primero, segundo o tercer lugar de producción a nivel nacional.

El sector minero apuntala el crecimiento de las comunidades. La minería en Oaxaca genera más de 9 mil empleos y una derrama económica anual promedio de 8 mil 440 millones de pesos. México es el principal productor de plata en el mundo, y Oaxaca ocupa el quinto lugar nacional en la producción en este metal y el octavo en la de oro. Otros minerales que se extraen son cobre, hierro, grafito cristalino, carbón, yeso y travertino.

Oaxaca es referente en energías limpias. Líder nacional en energía eólica, sus parques en el istmo de Tehuantepec son los más grandes de América Latina. La Mixteca, a su vez, tiene la capacidad de generar 5 kilowatts de energía solar por metro cuadrado, mientras que la ciudad alemana más productiva del mundo alcanza solo 2.7. Por ello, se creó el Clúster de Energía, que permitirá avanzar mucho en este sector.

 

 

¿Cuáles son sus principales exportaciones y sus mercados de destino más relevantes?

 Oaxaca ocupa el tercer lugar a nivel nacional en producción de limón, con 245 mil 137 toneladas y una superficie de 20 mil 647 hectáreas sembradas. De ellas, 11 mil 762 correspondieron a la Cuenca en 2017; un valor de producción de más de 666 millones de pesos, equivalentes a 140 mil 555 toneladas.

El lichi también tiene gran potencial en el estado, sobre todo en las regiones de la Cuenca del Papaloapan y el Bajo Mixe. El 90% de la producción es exportado a Estados Unidos.

Oaxaca es uno de los nueve estados con denominación de origen del mezcal. El estado produjo 3 millones 467 mil litros en 2017. Genera 1 millón 300 mil litros de mezcal envasado, el 66.7% del total nacional; 81.9% se envasa para el mercado de exportación. Esta bebida llega a 65 países; destaca Estados Unidos, adonde va 42% de la exportación.

En 2017, Oaxaca se convirtió en el primer exportador de mango del país, con el envío de 34 mil 571 toneladas a mercados como Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea. Según datos de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, la exportación oaxaqueña de mango en 2017 aumentó 18% respecto al año anterior. De enero a marzo de 2018 se exportaron 10 mil 683 toneladas, 50% más que en el mismo periodo de 2017.

Oaxaca también tiene áreas con reservas sin cuantificar de minerales como oro, plata, cobre, plomo, zinc, fierro y antimonio, y de minerales no metálicos como carbón, grafito, titanio, sal, mica, zeolitas y rocas dimensionales. El valor total de la producción minera de Oaxaca en 2017 fue de 8 mil 440 millones de pesos, de los cuales 6 mil 840 millones correspondieron a la minería metálica y mil 600 millones a la no metálica.

Los principales mercados internacionales para los productos oaxaqueños son Estados Unidos, que recibe el 72%; Europa, con 10%; Sudamérica, con 6.5%; y Asia y Canadá, con 3% cada uno.

 

¿Cómo han evolucionado las exportaciones de Oaxaca en los últimos años?

Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en 2016, Oaxaca ocupó el lugar 27 por el valor de sus exportaciones, que alcanzaron un monto de 627.2 millones de dólares, lo que representó el 0.2% del total nacional. La principal actividad fue la manufacturera, con exportaciones por un valor de 615.5 millones de dólares.

El subsector con mayor participación fue el de productos derivados del petróleo y el carbón, que representó el 82.5%. La entidad también exportó cerveza, mezcal, café, jugos y concentrados de limón y frutas frescas (mango).

De enero a marzo de 2016, la entidad atrajo inversión extranjera directa (IED) por 8.6 millones de dólares, el 0.1% del total nacional; de enero a septiembre de 2017, la IED que llegó a Oaxaca fue de 221.7 millones de dólares; esto es, el 1% del total nacional.

Según el informe de 2017 del Consejo Regulador del Mezcal, Oaxaca aportó el 81.9% de esa bebida envasada para exportación; es decir, 2 millones 294 mil 698 litros, lo que significó un incremento en litros exportados de 25% respecto al año anterior.

También cabe destacar que Oaxaca fue sede de la sexta Macrorrueda de Negocios de la Alianza del Pacífico, cuyo objetivo fue generar casi 6 mil citas de negocios y contactos directos entre 230 importadores y 400 exportadores de 11 países.

 

¿Qué otras actividades destacaría por su potencial exportador?

Oaxaca es una de las entidades más propicias para la siembra de café en México. Es el cuarto mayor productor del país, con 136 mil hectáreas de campo dedicadas a este cultivo, que ocupa a miles de familias oaxaqueñas por la cantidad de mano de obra que se requiere para producir e industrializar 66 mil toneladas anuales.

Oaxaca será el primer estado de la República en habilitar un clúster de café. Lo desarrollará el Gobierno del Estado de la mano de los otros dos actores involucrados: productores de café e instituciones académicas. En siete de las ocho regiones de la entidad se cultiva café de gran calidad: Cañada, Papaloapan, Sierra Norte, Sierra Sur, Istmo, Costa y Mixteca.

 

“El estado tiene una gran vocación agrícola, minera y energética, así como una ubicación estratégica que permite unir los mercados asiáticos y de América del Norte.”

 

 ¿Cuáles son las ventajas comparativas de Oaxaca para atraer inversión enfocada a la exportación?

Cuenta con capacidades que le permiten expandir en el mediano plazo sus exportaciones de vegetales, alimentos y madera. La demanda creciente de los productos oaxaqueños en los mercados internacionales radica en su excelente calidad; asimismo, cumplen con los estándares internacionales de sanidad e inocuidad, lo que facilita su comercialización. Las exportaciones de los productos del campo han tenido un crecimiento sostenido en los últimos años, lo que se debe a una mayor producción y al dinamismo del sector.

La búsqueda de nuevos mercados ha llevado a internacionalizar los productos oaxaqueños; destacan algunos como el mezcal, por sus características únicas: el lugar de origen, la forma como se produce y los aromas. Sus ventajas frente a otras bebidas alcohólicas lo han posicionado en el mercado internacional como bebida premium. También tiene el valor de su contenido étnico y cultural, sin contar que el maguey se cultiva de manera orgánica y que los productores reciben apoyos económicos. El mezcal se considera como una bebida ancestral, con un sabor único y condiciones de producción especiales, lo que le da una ventaja sobre otros licores.

Lo mismo sucede con otros productos oaxaqueños cuya elaboración artesanal los vuelve más atractivos. Oaxaca se caracteriza por la comercialización de una gran variedad de productos procesados, como el mole, el chocolate de mesa, los chapulines, el café, las salsas, las mermeladas, los quesos, los derivados del amaranto, el aceite comestible, la miel y sus derivados, todos ellos muy apreciados y demandados en el mercado internacional.

 

¿Qué programas y proyectos tiene la entidad para el sector exportador?

La Secretaría de Economía del estado ofrece capacitación y asesoría en comercio exterior, vinculación con empresas para la participación en encuentros de alcance internacional, además de apoyo y seguimiento para la consolidación de proyectos de inversión.

Mediante la colaboración con consultores especializados, y organismos y dependencias que impulsan el comercio exterior, se fomenta la participación de micro, pequeñas y medianas empresas oaxaqueñas en nuevos mercados. Asimismo, brindamos asesoría para la gestión de financiamiento de nuevas empresas, y para la diversificación y consolidación de canales de comercialización.

Establecimos también un convenio de colaboración con ProMéxico, dependencia del Gobierno federal encargada de coordinar las estrategias para fortalecer la participación de México en la economía internacional.

Mediante el diseño, el desarrollo y la difusión del catálogo digital de la oferta exportable, el Gobierno estatal promueve la comercialización de los productos de empresas oaxaqueñas en mercados de todo el mundo, con lo que ha logrado diversificar las exportaciones.

 

¿Qué oportunidades se abren para la entidad con la Zona Económica Especial (ZEE) de Salina Cruz?

Se potenciará el desarrollo del sureste del país, toda vez que este tipo de áreas cuentan con una alta capacidad productiva y logística que impulsa la creación de empleos competitivos y cierra gradualmente la brecha de crecimiento regional, estableciendo bases sólidas de desarrollo económico.

La ZEE del istmo de Tehuantepec se convertirá en un punto estratégico del país, ya que logrará la unión del Golfo de México con el océano Pacífico mediante carreteras y una red ferroviaria, impulsando el comercio marítimo en la zona.

 

 ¿Qué beneficios pueden esperar las empresas dedicadas a la exportación y las comunidades que se ubican en la ZEE?

Uno de los objetivos de la ZEE es reactivar el servicio ferroviario multimodal, que tuvo hace nueve años sus últimas corridas transístmicas; movilizaba petroquímicos exportables de la empresa mexicana PMI Comercio Internacional. De alcanzarse el objetivo, se iniciaría un servicio ferroviario semanal para la movilización de contenedores con petroquímicos producidos en la zona industrial de Coatzacoalcos, que actualmente son transportados en cabotaje desde el puerto de Salina Cruz hasta el puerto de Mazatlán. A este servicio ferroviario regular se incorporaría carga de exportación cuyos principales destinos son el mercado asiático y algunos puertos en Sudamérica.

 

“También cabe destacar que Oaxaca fue sede de la sexta Macrorrueda de Negocios de la Alianza del Pacífico, cuyo objetivo fue generar casi 6 mil citas de negocios y contactos directos entre 230 importadores y 400 exportadores de 11 países.”

 

¿Cuáles son los principales retos que enfrenta la entidad para aumentar su capacidad exportadora?

Entre otros, aumentar la capacidad de producción mediante una tecnificación de los diferentes sectores. Asimismo, que las empresas cuenten con herramientas para incursionar en el proceso exportador, desde cómo dar de alta una marca hasta el seguimiento posventa.

También debemos buscar la diversificación de mercados, invitar a las empresas a explorar otros destinos, además de Estados Unidos, donde podrían tener buenas oportunidades gracias a las condiciones de acceso preferencial que permiten los acuerdos comerciales, por ejemplo.

Tenemos que instrumentar, asimismo, la certificación de procesos, lo que da un valor agregado a los productos y facilita el acceso a un mercado meta más amplio y especializado.