Empresa sudafricana invierte en México

Entrevista con Carlos Mondragón, Director de Dimension Data México

Gabriela Gándara

El tejido empresarial sudafricano se compone básicamente de empresas medianas que atienden el mercado doméstico. Sin embargo, la relevancia del país en la región también ha impulsado la internacionalización de algunas empresas que han logrado ser líderes mundiales. Tal es el caso de Dimension Data, empresa global del sector tecnológico que llegó a México hace más de 10 años y, desde entonces, reporta un constante crecimiento. En esta entrevista Carlos Mondragón, su director en México, nos comenta la trayectoria, perspectivas y servicios de la empresa en nuestro país.

Dimension Data es una empresa global que tiene sus orígenes en Johannesburgo, ¿nos podría hacer una breve introducción de la empresa?

La empresa se fundó hace más de 30 años en Sudáfrica. Al inicio, empezó atendiendo el mercado local; al poco tiempo, incursionó en los mercados de los países africanos vecinos y el crecimiento constante que experimentó le impulsó a arrancar operaciones en otros países del continente, no tan cercanos geográficamente. Tiempo después llegó a Australia, Asia y Europa.

El último sitio donde se inició fue América, donde pudo entrar una vez que cae el sistema del Apartheid y se levantan las sanciones que impedían a las empresas estadounidenses y de varios países latinoamericanos hacer negocios con Sudáfrica. Gracias a la experiencia internacional acumulada durante varios años, el ingreso a América sucedió de manera muy balanceada.

Hoy, la empresa tiene presencia en 47 países de manera directa y en más de 100, si consideramos también las alianzas que nos permiten llegar a otros mercados.

La empresa tiene su casa matriz en Sudáfrica. Sin embargo, muchos de sus ejecutivos se mudaron a vivir a Londres y desde ahí se conformó un hub [red de conexión] que le facilita mayor cercanía a todos los países en donde estamos presentes. En los primeros años de la compañía su expansión se facilitó, en gran medida, gracias al estrecho vínculo de negocios que se estableció con la multinacional Cisco. Ya siendo una empresa consolidada, hace unos años —para ser precisos, en 2010— Dimension Data fue adquirida, financieramente por la empresa japonesa NTT (Nippon Telegraph and Telephone Corporation), lo que significó un impulso tecnológico, crecimiento y la suma de nuevos servicios. Lo importante es que la empresa mantuvo su independencia, su forma de operar y su organización, además de que los fundadores sudafricanos retuvieron el control.

La empresa, en su versión actual, es una mezcla muy interesante, pues conjuga la línea de pensamiento y tradición inglesa con un matiz relajado más cercano a nosotros y recientemente con rigor e innovación japoneses. Este conjunto le da a la empresa un cariz especial.

Dimension Data es significativamente más internacional que NTT Data [compañía japonesa de integración de sistemas]. Ellos inyectaron capital y tecnología, lo que nos permite desarrollar con mayor eficiencia y velocidad los programas de nuestros clientes.

 

“Hoy, la empresa tiene presencia en 47 países de manera directa y en más de 100, si consideramos también las alianzas que nos permiten llegar a otros mercados.”

 

¿Podría hablar del recorrido de Dimension Data en México?

La incursión en México se da impulsada por uno de nuestros clientes globales que cuenta con cuatro plataformas aquí y que nos solicitó tener presencia en el país. Al principio llegó una persona para atender a ese cliente y buscar otros nuevos. Por ello, podemos afirmar que nuestro desarrollo en México fue paulatino, primero se creó una pequeña empresa y fuimos creciendo poco a poco. Más del 50% de los clientes en México son internacionales. Es lógico, porque pues nuestra presencia global nos facilita atender a empresas multinacionales. Ahora ya atendemos a empresas medianas, que en su mayoría también tienen negocios internacionales, pero no tan grandes. En México, hoy el 60% de nuestros clientes son empresas medianas.

La trayectoria de Dimension Data en otros países de Latinoamérica ha sido muy variada. Por ejemplo, en Brasil se adquirió a una empresa y por eso ahí tenemos otro tamaño y otras funciones a diferencia de lo que pasó en México, que fue típicamente una incursión paulatina. En muchos países se entró vía adquisiciones, sobre todo en Estados Unidos.

En México contamos con 180 personas en nuestra plantilla. Sólo en 2018 hicimos 60 contrataciones. En la medida en que nos movemos hacia la venta de servicios tecnológicos, los clientes requieren que nuestros especialistas operen directamente en sus empresas. Esta es la razón por la que aproximadamente el 40% de nuestro personal está [trabajando directamente] con los clientes.

Este esquema de colaboración se presenta de diferentes maneras. En algunos casos, nuestro personal lleva parte del proyecto que tenemos con el cliente. En otras ocasiones, lo atendemos con servicios de subcontratación de personas técnicas. La diferencia es que en el primer caso tenemos la responsabilidad de lo que hace el cliente y en el segundo capacitamos al personal y hacemos lo que el cliente pide.

Como grupo, estamos organizados geográficamente. Australia, Asia, Europa, Medio Oriente y América. En América la presencia más grande está en Estados Unidos y esta es la razón por la que organizativamente la idea fue que se atendieran a los clientes estadounidenses con un liderazgo desde ahí. Sin embargo, ahora nos estamos reorganizando como grupo para llegar a otros países de Latinoamérica donde aún no tenemos presencia, a fin de crear una coordinación que atienda a clientes que están en varios países.

¿Cuáles son los principales sectores para los que trabaja Dimension Data en el mercado mexicano y qué tipo de empresas tiene como clientes?

En general atendemos a nuestros clientes por segmentos. Los considerados clientes globales son los que tienen centralización en la toma de decisiones y la mayoría de las decisiones tecnologías las toman en la casa matriz. Esos clientes los atendemos de manera central.

Hay otro segmento de clientes que, a pesar de tener presencia internacional, está descentralizado. A ellos los llamamos clientes internacionales y su atención es prácticamente local; por otra parte, están los clientes domésticos que atienden el mercado nacional y, finalmente, los que conocemos como los clientes grandes que pueden ser empresas mexicanas con negocios locales o internacionales.

En algunas ocasiones, llegamos a darle servicio a algunos clientes pequeños que son representación de una empresa internacional.

Atendemos todos los sectores; financiero —que por monto son considerados como clientes grandes—, empresas de manufactura —principalmente del sector automotriz y de autopartes— empresas de retail [minoristas] y también algunas empresas de tecnología, como Cisco mismo u Oracle, que son empresas de nuestro mercado y a los que en ocasiones les vendemos cosas y ellos a nosotros. Finalmente, también tenemos ciertas empresas grandes de gobierno.

La contribución de Dimension Data a sus clientes para hacerlos más eficientes y competitivos, ¿en qué se basa?

El éxito de la compañía radica, en parte, a su organización. Se divide por país. La incidencia y la responsabilidad de la utilidad es local, aunque las soluciones y desarrollos sean globales. Se consigue un balance muy interesante. Se definen temas de portafolio de soluciones de manera globalizada para ofrecer habilidades mundiales, pero la instrumentación se realiza en cada mercado. En otras palabras, estamos cerca del mercado, pero traemos soluciones internacionales que nos permiten atender de mejor manera a los clientes. Los mercados evolucionan muy rápido y se requiere mayor eficiencia en las soluciones que ofrecemos. Por ejemplo, si pensamos en la nube: nosotros ofrecemos posibilidades de almacenar datos en la nube en cada continente y esto sólo lo pueden ofrecer empresas que han realizado importantes inversiones. De hecho, competimos en el mercado mexicano como si fuéramos empresa mexicana, pero tenemos la ventaja del conocimiento global. Podemos realizar desarrollos complejos a través de nuestra empresa internacional y atendemos de manera personalizada en el mercado local. Así, tenemos lo mejor de los dos lados.

Tenemos la posibilidad de atender empresas muy grandes o de manufactura mediana. Para los clientes mexicanos es cada vez mas imperante contar con socios tecnológicos que apoyen de manera ágil y actualizada el proceso de digitalización y nosotros tenemos gran experiencia en este campo.

La industria se transforma constantemente y nosotros logramos estar a nivel de la demanda.

Un competidor local está limitado en el capital y en el acceso a conocimientos con experiencia internacional. En México hay empresas fuertes que compiten con nuestros servicios, pero que están limitados en alguno de estos dos aspectos que mencioné.

Uno de los temas que atiende Dimension Data es el de la ciberseguridad. En su opinión, ¿cómo se ha desarrollado el tema en México y qué servicios puede ofrecer su empresa?

Precisamente una de las diversas áreas en las que Dimension Data es particularmente competitiva a nivel mundial es el de ciberseguridad.

Para que una empresa de telecomunicaciones ofrezca seguridad cibernética, debe correlacionar eventos; entre mayor número de eventos correlacione, mayor será su potencial de diagnosticar riesgos y ofrecer seguridad. Otras empresas en México hacen estudio y correlacionan eventos para identificar riesgo y, cuando lo identifican, avisan a sus clientes. El problema radica en que la fuente de sus conocimientos está limitada a los clientes que tiene y, por grande que sea la correlación de los eventos de las redes, no llega al nivel de nuestro grupo.

Nosotros correlacionamos más de tres mil millones de eventos para poder definir lo que es un problema de seguridad. Logramos una visibilidad que una empresa local, por mayor que sea su presencia, no puede tener. Lo mismo sucede con otra serie de cosas. El 50% de los datos del mundo pasan por las redes de NTT. Este simple hecho nos da la ventaja.

El tema de ciberseguridad llega a México después que a los países más desarrollados tecnológicamente. Todas las amenazas de seguridad que tiene un país, las tiene también México. La diferencia está en el foco que tienen los criminales en los países con base en lo atractivo de cada mercado, o bien por la vulnerabilidad. Ya no suelen atacar países grandes porque se protegen cada vez mejor. Ahora buscan países más vulnerables que, al mismo tiempo, ofrezcan mercados interesantes; países como México, precisamente, que son grandes pero no han invertido lo mismo en seguridad que los países desarrollados. En México existen suficientes antecedentes, no solo en el sistema bancario, sino en empresas de retail o cualquiera otra que ofrezca tarjetas y ventas en línea. No hay reunión a la que asista en la que no salga el tema de seguridad. Hay una gran necesidad y creciente demanda de servicios en este tema en México.

México cuenta con presencia de grandes empresas trasnacionales que fabrican en el país y participan en las exportaciones. ¿De qué manera contribuye Dimension Data a la automatización de procesos de manufactura con empresas transnacionales en México?

Me gustaría hacer un breve recuento del proceso que ha seguido la venta tecnológica y el momento en el que nos encontramos. Al inicio, se vendían productos: cajas, calculadoras, controles, etcétera; con el tiempo, estos productos se fueron haciendo complejos y se empezó a requerir de personas que ayudaran a implementar el contenido de las computadoras. Se comenzaron a utilizar servicios junto con los productos. Estos servicios aumentaron y hoy estamos entrando a otra nueva etapa donde las empresas ya no quieren productos, sino únicamente los servicios. La tendencia es que ya no les interese adquirir tecnología, sino socios tecnológicos que se encarguen de hacer las ventas, operar los hoteles o realizar parte de la manufactura, por ejemplo. Se buscan empresas proveedoras que se hagan cargo de la operación y de esta manera entramos a una nueva etapa.

En empresas como Dimension Data estamos en una nueva fase en la que no solo debemos ofrecer conocimiento tecnológico, sino conocimiento específico. No se requieren tan sólo ingenieros, sino farmacéuticos, economistas, médicos o gente de cualquier profesión con conocimiento tecnológico.

En cuanto a las empresas tecnológicas en México, creo que atraviesan por un momento similar al que viven las empresas en otros países. Su futuro depende de la concentración que se está dando en el sector a nivel mundial. Hay adquisiciones, fusiones y también desaparición de empresas. Muchas empresas locales medianas o pequeñas no tienen muchas opciones. Se venden, desaparecen o se convierten en empresas de nicho que se especializan en algún tipo de cliente muy específico.

A las empresas mexicanas de manufactura las podemos apoyar en el proceso a la digitalización. Por otra parte, en México se está desarrollando ahora la industria 4G, que ya tiene varios años en Japón, país en el que ahora se está hablando de 5G. Nosotros, al tener experiencia práctica, podemos ofrecer una actualización y desarrollo a la medida de las empresas mexicanas para que compitan internacionalmente.

¿Cuáles son las expectativas de crecimiento en México de Dimension Data para los próximos años?

Fusionar o adquirir empresas forma parte del núcleo de nuestra empresa y siempre estamos atentos a lo que puede crecer, ya sea por alguna tecnología nueva o por alcances diferentes a los que tenemos. En México existe la posibilidad, igual que en otros países. No es que estemos analizando algo concreto, pero estamos seguros que México es un gran mercado y una de las apuestas internacionales para el próximo año de Dimension Data, así que preveo una mayor presencia en el país.

Dimension Data es una empresa comprometida con la investigación y la innovación tecnológica, ¿cómo transfieren estos valores a México?

El Grupo NTT invierte 2 mil 500 millones de dólares en investigación y desarrollo. Constantemente integra nuevas soluciones a nuestro portafolio de servicios y productos. Además, discute e investiga nuevos temas que se convierten en temas de actualidad. También integra soluciones de otras empresas y esto es lo que le ha dado su fuerza y capacidad de competir con grandes fabricantes.

En México no hacemos desarrollo directo; implementamos, damos mantenimiento y seguimiento. Para hacerlo con éxito, tenemos que tener un cierto grado de especialización y conocimiento tecnológico. La mayoría de nuestros colaboradores son ingenieros y los apoyamos en su capacitación y fomentamos la investigación necesaria para la instrumentación de los proyectos.