Corea-México: un eje entre América y Asia

Entrevista con Kim Sang-Il, embajador de la República de Corea en México.

César Guerrero / Retrato: Nacho Galar

A pesar de la distancia geográfica, Corea y México construyen una relación bilateral sólida a partir de la afinidad de sus trayectorias, principios e intereses nacionales. En esta entrevista, el embajador de la República de Corea en México, Kim Sang-Il, habla en detalle de este acercamiento, que abarca desde el comercio, la inversión y el turismo hasta las culturas populares, la educación y la defensa en el ámbito internacional de valores compartidos.

Edición 18

¿Qué papel juega México en la vinculación de Corea con América Latina y Norteamérica?


Establecimos relaciones diplomáticas en 1962 y una asociación estratégica en 2005; México es el primer país latinoamericano con el que tenemos este tipo de vínculo. Mantenemos la más fuerte cooperación en ámbitos como el político, el económico, el comercial y el cultural. Gracias al vuelo directo entre Incheon [Seúl] y la Ciudad de México, los intercambios se han incrementado significativamente, y la amistad que los mexicanos mostraron durante la Copa Mundial de Futbol fue una oportunidad para que nuestros pueblos se aproximaran más.

Ambos países son potencias que fungen como ejes en sus respectivas regiones: México puede ser la entrada de América Latina para Corea y Corea la puerta del este asiático para México. Un proverbio mexicano dice que “el que a buen árbol se arrima, buena sombra le cobija”. Seremos mejores socios mediante un tratado de libre comercio en el marco de la Alianza del Pacífico, que funcionará como nodo que conecte sus respectivas redes de acuerdos. Corea tiene seis con 58 países y México trece con 51 países.

En su calidad de potencias medias, ¿qué características comparten Corea y México?


Son países de la cuenca del Pacífico con similitudes en historia, cultura y carácter nacional. Desarrollaron la economía de mercado y la democracia en muy poco tiempo y tienen en común las brillantes culturas antiguas, la costumbre familiar de respetar a los mayores y un orgullo por su independencia y reforma históricas. Por ello, sienten amistad y empatía sin importar la distancia geográfica.

Como países con ideas afines, siempre cooperan estrechamente en las organizaciones internacionales y los mecanismos multilaterales. Lo seguirán haciendo, para atender los temas globales y fomentar principios compartidos, como la democracia y el libre mercado. Hemos estado colaborando para atender temas globales mediante un mecanismo de consulta llamado MIKTA. México lo preside este año y se espera del MIKTA un papel proactivo y constructivo.

 Kim Sang-Il

 

México representa un tercio del comercio de Corea con América Latina. Desde 1999, mil 900 empresas coreanas han invertido aquí 5 mil 800 millones de dólares. ¿Qué distingue a México?

México es la plataforma para entrar al mercado norteamericano y latinoamericano para empresas de todo el mundo, no solo para Corea. Estamos esperando que el T-MEC, que sustituirá al TLCAN, dé muchas oportunidades a empresas coreanas que desean entrar a Estados Unidos y Canadá. Muchas multinacionales lo consideran su banco de pruebas: si tienen éxito en el mercado mexicano, podrían funcionar en otros mercados latinos.

Es alentador que muchas empresas coreanas sigan contemplando su entrada a México mediante la inversión.

El mercado mexicano ha acogido muy bien a las empresas coreanas, incluidas las automotrices. ¿Qué desarrollo espera para sectores como la banca o los fabricantes de maquinaria pesada?

En efecto, las marcas de electrodomésticos y telefonía como LG o Samsung tienen el reconocimiento de los consumidores mexicanos. Además de comercializar sus productos, cuentan con plantas de manufactura en varias ciudades (Tijuana, Monterrey, Querétaro, etcétera) y contribuyen a la generación de empleos y al crecimiento económico de las localidades.

Kia Motors y Hyundai Motors están bien asentadas en el mercado automotor mexicano, con la planta de Kia en Monterrey, que comenzó a operar en 2016, al frente. En 2018, el mercado de automóviles de México se redujo 7.1% respecto a 2017, pero las ventas de Kia y Hyundai crecieron 8.7 y 9.6 por ciento, respectivamente. La participación de Hyundai en el mercado creció a 10.1%. La estrategia de localización de Kia, enfocada en la venta de vehículos pequeños, ha tenido un gran éxito.

En el sector bancario, Shinhan Bank inició su operación en 2018 y KEB Hana Bank en febrero de este año. Ambos ofrecen servicios financieros avanzados tanto a las empresas coreanas en México como a las mexicanas, y prevemos que muchas compañías crezcan mediante sus servicios. También se esperan avances y dinamismo en equipos pesados, maquinaria y manufactura, entre otros sectores.

Entre los países de la Alianza del Pacífico (AP), México es el único que no tiene firmado un tratado de libre comercio con Corea. ¿Cuáles son las expectativas del ingreso de Corea a la AP?

Se espera que el ingreso de Corea a la AP como miembro asociado tenga un efecto similar a la concertación de un tratado de libre comercio bilateral con México. Está en negociación el ingreso de un primer grupo de asociados, que son Canadá, Australia, Nueva Zelanda y Singapur. En su decimotercera cumbre, celebrada en julio pasado en Puerto Vallarta, los países de la AP decidieron que empezarían la negociación con Corea una vez que concluyan las del primer bloque.

El gobierno coreano desea comenzar esta negociación lo antes posible, a fin de que aumenten el comercio y la inversión bilaterales y se fortalezca una cooperación con México que amplíe el poder de ambos en el mercado global. Si Chile logró aumentar la exportación de productos agroalimentarios ocho veces en los 10 primeros años de su TLC con Corea, la membresía asociada de Corea en la AP haría crecer enormemente las exportaciones mexicanas de productos agroalimentarios de alta calidad.

¿Podría formalizarse el ingreso de Corea a la AP durante su gestión como embajador?


Se espera que el ingreso de Corea a la AP brinde importantes beneficios a nuestro país y a los miembros de este mecanismo de integración. Sin embargo, podría haber perjuicios en algunos sectores industriales. En ese caso, se requeriría convencer a las industrias y preparar medidas complementarias. El papel de los gobiernos será crucial en el proceso y estoy seguro de que los expertos comerciales de Corea y la AP lo harán muy bien. Es probable que la negociación entre Corea y la AP arranque en el segundo semestre de este año, aunque eso dependerá del progreso de la negociación con el primer grupo de candidatos.

¿Qué otras medidas pueden incrementar los flujos de comercio e inversión?


Se podría fomentar la Asociación Estratégica y realizar proyectos grandes. Por ejemplo, que empresas coreanas como Kepco participen en la construcción y operación de una central eléctrica. Asimismo, buscar que empresas coreanas sean parte de proyectos de infraestructura en ferrocarriles, autopistas, puertos, etcétera, mediante alianzas público-privadas.

¿Qué servicios ofrece la Agencia Coreana de Promoción de Comercio e Inversiones (KOTRA)?

KOTRA tiene su oficina en la Ciudad de México y apoya a las empresas coreanas que desean entrar al mercado mexicano o que ya están instaladas en el país. Ofrece servicios para todo el ciclo del negocio: estudio de mercado, marketing, apoyo logístico, creación de sucursales (para que un producto o una empresa se asiente en un mercado extranjero), etcétera. Presenta a proveedores coreanos con empresas mexicanas que esperan importar desde Corea y promueve proyectos de asociación y cooperación entre las compañías coreanas y mexicanas. Asimismo, asiste a empresas coreanas asentadas en México y a empresas mexicanas en la búsqueda de personal, vinculándolas con coreanos que persiguen oportunidades de trabajo en el extranjero.

La expansión de las empresas coreanas ha tenido un respaldo gubernamental a largo plazo. ¿Cómo brinda ese apoyo el gobierno coreano y cómo lo articula con el sistema educativo?

El crecimiento económico en Corea después de la guerra, conocido como “el milagro del río Han”, está respaldado en la combinación de tres factores: las políticas sistemáticas para el desarrollo económico, el esfuerzo y sacrificio de los coreanos, y el interés y apoyo de la sociedad internacional.

Corea carece de recursos naturales y, tras la trágica guerra de 1950-1953, se tuvo que reconstruir el país desde cero. Para mejorar lo antes posible la calidad de vida, el gobierno instrumentó un plan de desarrollo económico eficaz, en el que el sacrificio del pueblo coreano fue fundamental. Muchos coreanos fueron a Alemania a trabajar como mineros y enfermeras con el fin de cimentar el desarrollo económico de su país. En 1997, cuando Corea padeció la crisis financiera, muchos donaron sus artículos de oro, como anillos de compromiso o de boda, sin esperar recompensa alguna. Así, en cada crisis, el apoyo y el sacrificio de los ciudadanos fueron parte del rescate.

Quiero destacar que el factor más importante del desarrollo económico es el pueblo coreano. Nuestro gobierno reconoce que el recurso más valioso que tiene el país es su gente. Por lo tanto, invierte en sus ciudadanos con miras al desarrollo y la prosperidad sostenibles, y trabaja en el mantenimiento y desarrollo del sistema educativo. En la época del desarrollo, pese a una situación fiscal difícil, el objetivo principal de las políticas fue garantizar la educación primaria y secundaria para todos. Al mejorar y estabilizarse la economía, la inversión educativa se trasladó a la educación superior y a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC). Por eso Corea se ha convertido en uno de los países más relevantes en industrias de punta y genera un alto valor agregado.

Corea recuerda bien que el apoyo de la comunidad internacional fue fundamental durante y después de la guerra. Ahora que ingresó al grupo de países desarrollados, con 30 mil dólares de PIB per cápita, instrumenta varias medidas para retribuirle ese apoyo a la comunidad internacional. 

La reciente popularidad de sus industrias culturales, ¿contribuye a la expansión mundial de las empresas coreanas? ¿Cómo respalda el gobierno al sector cultural?

La iniciativa privada coreana aprovecha el poder blando del país, la hallyu (ola coreana), como el principal recurso para fortalecer las exportaciones. Es un buen intermediario para mejorar la imagen de las marcas y su promoción. LG contrató al grupo BTS como modelo de la marca y Kia patrocina en México el concierto de K-Pop. El gobierno de Corea lo entiende bien e invierte al año más de 50 mil millones de wones (46 millones de dólares, aproximadamente) en las embajadas y centros culturales de Corea en el mundo.

Asimismo, impulsa la exportación de contenidos culturales mediante varias entidades públicas, como la Agencia de Contenido Creativo de Corea y el Comité de Promoción de Cine.

¿Cuál es el desempeño reciente del turismo? ¿Qué recomienda para incrementarlo?


El número de coreanos que visita México aumenta con rapidez, luego de la creación en julio de 2017 del vuelo directo de Aeroméxico entre la Ciudad de México e In- cheon. En 2018, creció 23%, ya que llegaron 130 mil visitantes, en lugar de los 106 mil de 2017. También creció 25.5% el número de mexicanos que visitaron Corea, a un total de 25 mil 192. Estas cifras muestran que México es un destino imprescindible y al mismo tiempo el punto de partida para los coreanos que viajan a América Latina.

Sin embargo, la mayoría de los turistas coreanos visita solo ciertos lugares, como la Ciudad de México y Cancún, y el número de mexicanos que visitan a Corea es mucho menor. Es necesario aumentar los vuelos directos y promover más sitios turísticos de México. El video Arirang y Cielito lindo coreano que el Centro Cultural Coreano y el estado de Oaxaca produjeron, con músicos de ambos países y escenas de la belleza natural y arquitectónica de Oaxaca, tuvo un efecto positivo en la promoción turística del estado y de las culturas de Corea y México.

¿Prevé que pronto habrá más vuelos directos entre México y Corea? ¿Cuáles son las perspectivas de conectividad marítima?


Por el aumento del turismo y los negocios bilaterales, y de pasajeros de tránsito a otros países de América Latina, se estima que la frecuencia de vuelos directos aumente de manera progresiva de cuatro a siete vuelos por semana. Si en el largo plazo alguna aerolínea coreana añade un vuelo directo, la competencia mejorará la calidad del servicio.

La logística marítima ha aumentado reciente- mente e incluye a Busan e Incheon en Corea y a Manzanillo y Lázaro Cárdenas en México. Se está estudiando la construcción de una planta de exportación de gas licuado en el noroeste de México (Sonora o Sinaloa), lo que contribuirá al aumento del comercio marítimo entre ambos países.

Corea es vista en el mundo como un país de vanguardia en innovación, tecnología y educación. ¿Qué aconseja para aprender coreano y matricularse en una universidad de Corea?

Estoy agradecido por la creciente demanda del idioma y los estudios en Corea. Este crecimiento se originó con la ola de la cultura coreana, pero consideramos que ahora se debe principalmente al interés de emplearse en empresas coreanas en México. En las clases gratuitas de coreano que se imparten en el Centro Cultural Coreano hay 500 alumnos, y unos 600 en la Universidad Autónoma de Nuevo León, estado donde Kia tiene su planta. En 2018, el número de solicitantes del examen TOPIK (prueba de competencia lingüística en coreano) casi duplicó el del año previo y, ante esa demanda, la UANL es la institución autorizada para aplicarlo este año.

El número de mexicanos que desean estudiar en Corea está creciendo rápidamente. Más de 400 aspirantes solicitan las ocho becas que brinda el gobierno de Corea cada año, y más de mil mexicanos asistieron a la Feria Educativa “Study in Korea”, que se realizó en 2017 y 2018. Mi consejo a los mexicanos interesados en aprender coreano o en estudiar en Corea es que tengan un objetivo concreto. Conseguir trabajo en una empresa coreana o especializarse en la cultura coreana es mejor motivación que “conocer la cultura coreana”, ver K-Drama o escuchar la música K-Pop.

México y Corea colaboran mediante el espacio de diálogo conocido como MIKTA. ¿Qué valor considera que otorga Corea al apoyo de México en la búsqueda de una adecuada gobernanza global?

México es uno de los países líderes en el fomento de la desnuclearización; es el país que propuso el Tratado para la Proscripción de Armas Nucleares en América Latina y el Caribe (Tratado de Tlatelolco) y desde esa posición constantemente apoya al gobierno de Corea y a la comunidad internacional en las tareas a favor de la desnuclearización y la paz permanente en la Península de Corea. Nuestro gobierno aprecia y valora su apoyo.

Respecto de la migración, aprecio mucho que México esté contribuyendo al Pacto Mundial sobre Migración mediante el Plan de Desarrollo Integral que busca resolver el problema de la caravana centroamericana de migrantes. Cuando este plan se lleve a cabo, espero que Corea del Sur pueda ayudar a partir de los proyectos de cooperación internacional, incluyendo el programa de intercambio de conocimiento.

Frente a los nacionalismos exacerbados, Corea y México —como países que se han desarrollado en el modelo de la economía abierta— apoyamos el comercio basado en el sistema multilateral de la OMC y estamos en contra del abuso de las medidas proteccionistas.