Los ganaderos sonorenses saben producir muy bien

Entrevista con Héctor Platt Martínez, presidente de la Unión Ganadera Regional de Sonora.

Ariel Ruiz Mondragón / Retrato: Betto Robles

La ganadería es una de las principales fuentes de riqueza en Sonora. Su práctica se remonta al siglo XVI y tiene al padre Eusebio Francisco Kino entre sus precursores. Históricamente, Sonora se encuentra entre los principales estados ganaderos del país. Sus productos no sólo se han comercializado en México, también trascienden nuestras fronteras. Para conocer con más detalle el desarrollo reciente de esta actividad en Sonora, Comercio Exterior conversó con el presidente de la Unión Ganadera Regional de Sonora, el ingeniero Héctor Platt Martínez.

Edición 18 

La Unión Ganadera Regional de Sonora (UGRS) nació hace más de 80 años. ¿Con qué propósito se fundó? ¿Qué servicios ofrece?


La ganadería en el estado data de hace más de cuatro siglos. La Unión nació en julio de 1936 como respuesta a las necesidades de organización del gremio, con la intención de que la actividad pecuaria creciera y se consolidara para beneficio de la sociedad sonorense. Afortunadamente y gracias a los esfuerzos de sus miembros, nuestra asociación ha logrado cumplir con los objetivos que se plantearon en su fundación.

Entre algunas de sus actividades más destacadas se pueden contar el desarrollo de campañas sanitarias, la exportación de ganado en pie, la defensa de la tenencia de la tierra, el combate al abigeato y la participación en comités internacionales.

El Consejo de la UGRS lo conforman los miembros propietarios que integran, además, un Consejo de Vigilancia y diversas comisiones. La Unión también aglutina representantes de asociaciones de cada región del estado, y en el Consejo están representados los engordadores de ganado bovino, los productores de leche, los ovinocultores y los caprinocultores.

¿Cuál es la importancia de la ganadería en Sonora? ¿De qué tamaño es su aportación a la economía del estado?

Consideramos que la ganadería en Sonora tiene un valor más social que económico: aunque solo representa 3.1% del producto interno bruto de la entidad, se practica en 85% de la superficie del estado y de ella dependen directamente más de 35 mil familias.

Generamos tres veces más empleos indirectos que directos: damos trabajo a médicos veterinarios y al personal que labora en plantas de sacrificio, tenerías, servicios de transporte y puertos de exportación (lo que incluye servicios aduanales, cuarentenarias y áreas de inspección en general); asimismo, a proveedores de insumos y ganaderos de toda índole.

La actividad ganadera es, como en todo el mundo, un sector pulverizado; lo integran muchos pequeños productores de todos los estratos sociales y económicos. En Sonora, 90% de los ganaderos cuentan con menos de 50 ejemplares bovinos.

La ganadería en el estado es un elemento de identidad y una tradición que enorgullece no solo a los que la practicamos con orgullo y pasión, sino también al sonorense en general.

¿Cómo ha evolucionado la exportación ganadera del estado? ¿Cuál es el volumen actual de sus ventas al extranjero, tanto de ganado en pie como de carne?


La industria ganadera de Sonora está diseñada para la exportación de machos y hembras en pie menores de 24 meses de edad. Esto es así porque solo ese mercado reconoce y paga la calidad tanto genética como sanitaria de nuestro ganado. Los ganaderos sonorenses saben producir y lo hacen muy bien. Ellos también están conscientes del valor que tiene el estatus sanitario que tanto trabajo, dinero y esfuerzo nos ha costado, y que ahora nos permite exportar ganado y carne a los mercados internacionales.

La exportación en los últimos siete años ha superado las 300 mil cabezas, lo que nos ha permitido generar aproximadamente 225 millones de dólares anuales. Somos la entidad número uno a nivel nacional en exportación de ganado en pie a Estados Unidos. (Al respecto, debemos mencionar que por nuestra frontera con ese país solo puede cruzar ganado sonorense.)

¿Cómo se establecen los acuerdos de exportación y qué papel desempeña en ellos la UGRS?


La exportación es llevada a cabo por los mismos pro- ductores, así como por los acopiadores que adquieren el ganado en el estado. Tratan directamente con los compradores o aprovechan las dos subastas que organiza la UGRS en el estado con el propósito de mejorar y facilitar la comercialización de la producción de los pequeños ganaderos.

¿Qué nos puede comentar de la venta de carne a los países del continente asiático?


Lamentablemente, la comercialización de carne en los mercados asiáticos ha disminuido en los últimos años porque no se ha contado con los volúmenes suficientes de ganado de engorda para satisfacer la demanda.

En la actualidad, buena parte de la producción de Sonora se dirige a satisfacer el mercado nacional con carne de excelente calidad y a muy buen precio. El reconocimiento que ha tenido nuestra carne es reflejo de una industria preocupada por satisfacer al consumidor más exigente, el que busca la excelencia cuando se trata de disfrutar de un buen corte. Nos lo hemos ganado produciendo con la mayor calidad.

En ocasiones, sus agremiados han tenido que enfrentar problemas como la sequía. ¿Qué han hecho? ¿Cómo ha contribuido la UGRS al alivio de estas dificultades?


La sequía es una condición climatológica con la que hemos aprendido a convivir al paso de los años. No nos asusta porque sabemos lo que tenemos que hacer cuando se presenta. Lo que se ha hecho en esos casos es reducir los hatos, procurar el destete precoz y la suplementación a tiempo, y desalojar los animales del agostadero lo más pronto posible. Por eso también es importante contar con un mercado como el estadounidense, que siempre está listo para recibir nuestro ganado.

¿Cuáles son las ventajas sanitarias de sus productos? ¿Qué licencias y reconocimientos han obtenido fuera de México en materia sanitaria?


Hemos obtenido el reconocimiento de instituciones como el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria y el Departamento de Agricultura de Estados Unidos porque nuestro ganado se encuentra libre de garrapatas, tuberculosis, brucelosis y gusano barrenador. Esas certificaciones nos han facilitado los trámites necesarios para la comercialización exitosa del ganado sonorense, lo que se ha reflejado en menos mermas y mayores ahorros.

¿Cómo han conseguido los ganaderos de Sonora mejorar genéticamente los hatos, especialmente los dedicados a la exportación?


Mediante la utilización de razas europeas, principal- mente aquellas que cumplen con lo que los engordadores demandan. Ellos buscan ejemplares que den carne tierna, bien marmoleada, y que esté dentro de los mejores parámetros de conversión alimenticia, rendimiento de pie a canal y de canal a carne.

¿Cómo se han relacionado con Arizona y Nuevo México, sus vecinos al otro lado de la frontera?


La relación con los estados colindantes al norte ha sido excelente a nivel de productores, organizaciones y gobiernos. Siempre se ha buscado un mejor intercambio comercial y turístico entre los estados que conformamos la megarregión. Las comisiones Arizona-Sonora y Sonora-Nuevo México, que se reúnen por lo menos dos veces al año, son una muestra del interés mutuo por fortalecer y mejorar las relaciones entre estados vecinos que también son socios comerciales.

Héctor Platt Martínez

¿Cómo ha ayudado la tecnología a mejorar su producción, su infraestructura y sus procesos de comercialización?

Sin duda, la implementación de nuevas tecnologías aplicadas a la producción pecuaria ha ayudado a los ganaderos a ser más eficientes y a cuidar más tanto el agostadero como la fauna. Así cuidamos y fortalecemos nuestra actividad y fuente de ingresos.

En el estado tenemos ecosistemas frágiles. Debemos cuidarlos, protegerlos y aprovecharlos en beneficio de nuestra economía. Para ello, hemos implementado, por ejemplo, un sistema de trazabilidad nacional, que nos ayuda a mejorar nuestros sistemas de control sanitario, inventario, movilización y propiedad. Esta tecnología se basa en un código de barras, pero en un futuro próximo migraremos a un sistema de arete electrónico que facilitará la transmisión de la información entre interesados para la exportación. Otras innovaciones son la generación de energía solar y la palpación de ganado con ultrasonido, entre otras técnicas que nos han ayudado a hacer más rentables nuestras operaciones.

¿Qué han hecho los gobiernos para impulsar sus exportaciones? ¿Qué programas y apoyos destacan?


La organización sonorense mantiene estrecha comunicación con los productores y los gobiernos, con la idea de buscar y aprovechar programas de apoyo al sector productivo ganadero. Cada año, diferentes dependencias del Gobierno federal, junto con los productores, diseñan programas que contribuyan a resolver tanto las necesidades inmediatas del sector como los requerimientos a largo plazo. Así, han surgido proyectos como los de mejoramiento de agostaderos, utilización óptima del agua, producción de forrajes en áreas susceptibles a la siembra y otros.

Destaca el programa de caminos rurales, que se lleva a cabo con recursos del estado de Sonora y sirve para reparar vías de terracería que unen pueblos y comunidades, lo que beneficia a los ganaderos y comerciantes que las recorren. Sin embargo, las necesidades son mayores que el dinero asignado.

¿Qué beneficios han traído los tratados de libre comercio a la labor exportadora?


En lo personal, he participado en las dos demandas que nos han interpuesto algunos sectores productivos estadounidenses, y las hemos podido ganar con base en criterios de libre mercado, y reglas justas y claras. Pero los ganaderos de ambos países hemos logrado convivir con tratado y sin él, y lo seguiremos haciendo. La ganadería tiene reglas de juego muy claras, como la de la oferta y la demanda: cuando hay, vale; si no hay, vale más.

Al igual que los canadienses, nosotros nos sumamos a la industria de la carne más integrada y fuerte del mundo, con sus beneficios y carencias, lo que nos ha permitido crecer y evolucionar. También debemos resaltar que nuestra actividad está regulada más por medidas sanitarias que comerciales. La sanidad es de vital importancia para la industria ganadera del estado y para nuestras familias.

¿Qué hay que hacer para incrementar la presencia ganadera de Sonora en el mundo?


Estamos presentes en los mercados internacionales que pueden pagar lo que producimos y los de fácil acceso, siempre con miras al futuro y a los mercados alternativos. El arete de trazabilidad es, como lo ha sido la sanidad, una medida que nos permitirá ingresar a mercados como los de la Unión Europea y del continente asiático.

Otro reto es que los demás estados del país logren avanzar en sus campañas sanitarias y desaparezca el diferencial tan grande de precio entre ellos, el cual genera riesgos de contrabando de ganado de las zonas sucias a las limpias. Asimismo, diversificar la base de clientes y no venderle solo a uno ayudaría a mejorar la economía de la población marginada.

¿Cuáles son los principales proyectos ganaderos que tiene el estado de Sonora?


En lo inmediato, mantener nuestro estatus sanitario, al mismo tiempo que mejorar los servicios que ofrece la UGRS a sus integrantes, difundir las nuevas tecnologías y seguir ofreciendo apoyo a los productores en la mejora genética de sus hatos.

La UGRS es una organización socialmente responsable que contribuye a resolver las necesidades de los sectores sociales más necesitados, ya que dona una parte de los remanentes de ExpoGan, la feria que organiza cada año, a más de 80 instituciones de beneficencia en todo el estado. También ofrece becas a jóvenes que requieren apoyo para continuar y terminar su educación profesional.

Pero, sobre todo, la UGRS seguirá siendo una agrupación de productores sonorenses unidos y respetuosos de las normas que nos rigen, cualidades que nos han convertido en la unión ganadera más grande y organizada del país