Certificación Prime: de cómo Bancomext alienta la incorporación al mercado bursátil

Entrevista con Marinsa, Escato y Pueblo Bonito, empresas que cuentan con la Certificación Prime

Por: Emiliano Meza

Certificación Prime: de cómo Bancomext alienta la incorporación al mercado bursátil
La Certificación Prime es un auténtico aliado de las empresas para su incorporación al mercado de valores y la adopción de las mejores prácticas de gobierno corporativo, paso obligado en este propósito. Un programa de Bancomext, incorporado recientemente por Nacional Financiera, que ofrece créditos para mejorar el perfil de la deuda de las empresas, financiamiento de proyectos de inversión y de capital de trabajo e incentivos para reducir la tasa de interés de los créditos contratados por las empresas ya certificadas. El apoyo integral característico de la Certificación Prime, pone a disposición de las empresas un selecto grupo de consultores en materia de gobierno corporativo, créditos para contratar a alguno de ellos y el respaldo de prestigiadas instituciones del ámbito bursátil. Tres empresas comparten con los lectores de Comercio Exterior sus experiencias con la Certificación Prime.

MARINSA

Forma parte de un grupo empresarial familiar con más de 50 años de trayectoria ofreciendo servicios a la in­dustria marina en Ciudad del Carmen, Campeche. En sus inicios, atiende principalmente a sus clientes de la industria camaronera y, en los cincuenta, da un giro importante al incorporar servicios destinados a la industria de combustibles fósiles. En evolución constante, Marinsa dejó de ser solo una operadora de embarcaciones, para incorporar servicios integrales de perforación para la exploración y desarrollo de campos petroleros en el Golfo de México. Más adelante, en 2013, ingresa al mercado de servicios integrados a las embarcaciones mediante un proyecto de inyección de anticorrosivos para el mantenimiento de plataformas y la firma de ocho contratos para barcos “loderos”, nicho donde ocupa 67% del mercado.

Impulsada por las capacidades operativas de la compañía y sus alianzas con armadores locales e internacionales, Marinsa es hoy el líder en el movimiento de plataformas, así como del mercado de estudios geofísicos y geotécnicos para Pemex.

¿Qué propósitos le animaron a incorporarse al programa de Certificación Prime?
Marinsa es cliente de Bancomext desde 2017, cuando decide financiar la embarcación
PSV-DP2 Carmen. Ese vínculo y los beneficios que observamos en la Certificación Prime, nos impulsó para incorporarnos al programa con la mira puesta en la institucionalización de la empresa, contribuir a su permanencia en el tiempo, levantar capital para poder seguir creciendo y fortalecer su competitividad mediante la adopción de las mejores normas y prácticas internacionales.

¿Qué nos puede compartir de la experiencia de su empresa en la instrumentación del gobierno corporativo?
Si bien el proceso requiere un esfuerzo importante de toda la organización, cada una de las prácticas establecidas tiene una racionalidad específica, además de brindar impactos positivos en el modelo de toma de decisiones y en la forma como se gestiona la operación.

¿Cuáles considera que son los desafíos más significativos para obtener esta distinción?
Generar un cambio de cultura para que todos los colaboradores se convenzan de la utilidad de la institucionalización, participen en su instrumentación y mejoren la toma de decisiones. Un desafío más tiene que ver con introducción de medidas de control en todas nuestras operaciones que, en principio pudieran percibirse como medidas de corte burocrático, pero finalmente constituyen un aliado para mitigar riesgos y dar confianza a la administración y a los accionistas. Finalmente, el desafío de incorporar prácticas de gestión vinculadas al manejo de riesgos y prácticas que no están consideradas en la empresa tradicional.

¿Cuáles considera que son las principales ventajas de esta certificación?
Tener una empresa más estructurada y fuerte. Instrumentar controles para atender temas a los que antes no les prestábamos la atención debida e instituir las mejores norma y prácticas internacionales en la empresa.

¿El programa cubrió sus expectativas?
Sí, totalmente. Cada uno de los tres elementos que contempla el programa cumplió con su objetivo y estamos con la mira puesta en los pasos a seguir.

¿Cuenta con un plan para incorporar a la empresa el mercado de valores?
Sí, tenemos prevista una incorporación por etapas. En la primera se prevé emitir deuda en el mercado; luego, con la experiencia adquirida, lanzar una emisión de deuda pública y concluir con una emisión de acciones.

¿A qué proyecto dedicará los recursos obtenidos?
A la capitalización de la empresa, al incremento del patrimonio, a la compra de activos para el crecimiento, y a la adquisición de capital de trabajo para nuevos proyectos de perforación.

¿Está satisfecho con la atención recibida por Bancomext?
Nuestra relación con Bancomext es muy buena. Los consideramos aliados de negocios y nos vemos trabajando con esta Institución en el futuro cercano en otros proyectos que permitan fortalecer la industria y la economía del país.

ESCATO

Somos un grupo 100% mexicano con una fuerte presencia global y 30 años de experiencia. Ofrecemos soluciones integrales de equipamiento en el punto de venta; señalética, mercancía, exhibidores, estands, pabellones, escenarios, eventos, soluciones digitales, conservación de imagen, fabricación de mobiliario institucional, equipamiento de bibliotecas, museos y mobiliario urbano. Atendemos a más de 180 marcas nacionales e internacionales, y desarrollamos más de mil 700 diseños al año. Entre nuestros principales clientes se encuentran Bancomer, Banamex, HSBC, Banorte, Santander, AT&T, Movistar, Elektra, Liverpool, Cinemex, Samsung, Huawei, Nestlé, Siemens y Avaya, entre otros.

¿Cuál ha sido la experiencia del grupo Escato en materia de exportación?
Desde hace más de cinco años fabricamos y exportamos estantería y sistemas de exhibición para las bibliotecas públicas y privadas de Estados Unidos y Canadá. La calidad de nuestros productos y nuestra capacidad para diseñar y fabricar proyectos a la medida de las necesidades de nuestros clientes nos ha abierto las puertas para surtirle mobiliario a clientes muy exigentes y de renombre internacional como son Target y Apple, a quienes les surtimos mobiliario para la operación de sus tiendas y para la exhibición de sus productos en el punto de venta.

Estamos por entrar al mercado de consumo de Estados Unidos mediante IKEA, a partir de octubre instalaremos mobiliario para un restaurante McDonald’s en Panamá y participaremos en la Convención 2019 de Burger King de la mano de nuestros socios comerciales asiáticos.

Nuestra meta es ambiciosa, pero vamos por buen camino y en nuestra proyección visualizamos que rápidamente la mitad de nuestras ventas provendrá de mercados internacionales.

¿Qué propósitos le animaron a incorporarse al programa de Certificación Prime?
Cuando comenzamos nuestra relación con Bancomext, en marzo de 2018, nos invitaron al lanzamiento del programa Prime y quedamos convencidos de la importancia del gobierno corporativo y de las bondades del programa para la institucionalización de la empresa. Prime nos ofrecía, además, la posibilidad de mejorar nuestro perfil de deuda contratada con otros bancos y mejorar la tasa de los créditos contratados con Bancomext.

¿Qué nos puede compartir de la experiencia de su empresa en la instrumentación del gobierno corporativo?
Aunque ya teníamos ciertos avances en la mate­ria, el crédito que nos otorgó Bancomext y nuestra incorporación al programa Prime nos permitió convencer a todos nuestros socios de la utilidad de introducir las mejores prácticas de gobierno corporativo en la empresa.

A partir de ahí, y de la mano del consultor externo, nos dimos a la tarea de adoptar un conjunto de prácticas y controles que buscan consolidar una administración transparente y alineada con los intereses de los socios: un diseño más robusto del manual del gobierno corporativo, la adopción de las mejores prácticas internacionales en la materia y, por primera vez, la elaboración de una agenda de cambio para creación de los comités de prácticas societarias y de auditoría.

¿Cuáles considera que son los desafíos más significativos para obtener esta distinción?
Sin duda alguna, sensibilizar a todo el equipo de ad­ministración a cerca de la relevancia de adoptar las mejores prácticas en materia de gobierno corporati­vo. Antes de la certificación teníamos un consejo de administración y algunos manuales.

Ahora tenemos reglas, códigos de ética, consejeros independientes, un sistema de administración para las juntas de consejo y asambleas de accionistas. Estos logros nos alientan a ir por más en esta apuesta segura de ganar-­ganar.

¿Cuáles considera que son las principales ventajas de esta certificación?
Entre las distintas ventajas destacaría los esquemas que brinda el Banco Nacional de Comercio Exterior a todas las empresas certificadas para reducir la tasa de sus créditos contratados con anterioridad, además de buscar nuevos créditos para mejorar el perfil y costo de la deuda ante una eventual incorporación al mercado bursátil.

¿Cuenta con un plan para su incursión en el mercado de valores? ¿Qué tipo de operación tiene prevista?
Tenemos previsto realizar una emisión de deuda en Bolsa en los próximos dos años, preparando el camino para cumplir con los requisitos, alineando los planes de crecimiento que tenemos para el negocio en el futuro cercano.

¿A qué proyecto dedicará los recursos obtenidos?
A refinanciar pasivos y capital de trabajo para proyectos principalmente de exportación.

¿Está satisfecho con la atención recibida por el Banco Nacional de Comercio Exterior?
Estamos gratamente sorprendidos con el trato que hemos recibido de Bancomext. No solo encontramos opciones de crédito con mejores condiciones.

Hoy contamos con el acompañamiento del Banco, tenemos una relación muy cercana, lo que nos permite estar bien asesorados y mejor preparados para poder aprovechar las ventajas, seguir creciendo y continuar apostándole a nuestro México.

PUEBLO BONITO

Pueblo Bonito abrió las puertas de su primer hotel en Mazatlán, Sinaloa, en 1987. En diciembre de 1991, con gran visión, se establece en Cabo San Lucas con un nuevo hotel de estilo Mediterráneo. En 1997 abre Pueblo Bonito Rosé, hotel con un concepto arquitectónico grecorromano. Debido al gran éxito que presentan por su excelente nivel de servicio, el grupo actualmente cuenta con seis hoteles, villas de lujo, varios desarrollos residenciales exclusivos y campos de golf.

Gracias a un modelo de negocio que entrelaza el uso de sus distintas propiedades y un excelente nivel de servicio, Pueblo Bonito satisface al mercado nacional en destinos exigentes como Mazatlán y Cabo San Lucas. Por el alto nivel de aceptación, estamos en proceso de expansión en destinos de playa como Cancún y aprovechando nuestra experiencia para incursionar en nuevos territorios como San Miguel de Allende. Cifras de la compañía indican que 80% de nuestros clientes son extranjeros, lo que nos convierte en una importante fuente de generación de divisas y en promotores del turismo internacional y del mercado de bienes raíces.

¿Qué propósitos le animaron a incorporarse al programa de Certificación Prime?
Somos clientes de Bancomext desde 2001, cuando recibimos financiamiento para la construcción del hotel Pueblo Bonito Sunset Beach.
BBVA Bancomer también aportó recursos para esta operación. Posteriormente Bancomext de manera individual continuó financiando diversos proyectos del Grupo, tanto en Mazatlán como en Cabo San Lucas, y hoy en día, es un gran aliado financiero para el crecimiento del Grupo. Al ser clientes de Bancomext, tuvimos la oportunidad de conocer e incorporarnos al programa de Certificación Prime. El Grupo cumplía con la mayoría de los requisitos necesarios para obtener esta distinción y entre sus proyectos se consideraba una eventual incorporación al mercado bursátil.

¿Qué nos puede compartir de la experiencia de su empresa en la instrumentación del gobierno corporativo?
El primer reto que enfrentamos en nuestro grupo fue medir el nivel de adhesión en cuanto a las mejores prácticas corporativas descritas en el Código de Principios y Mejores Prácticas Corporativas emitido por el Consejo Coordinador Empresarial, documento que consideramos base fundamental para el diseño en nuestra estructura de Gobierno y que sirvió para la implementación de algunas de las actividades de remediación necesarias para lograr el actual nivel con que contamos.

Si bien ya se tenía un buen avance en la materia de gobierno corporativo, como el diseño y formalización de nuestro Consejo de Administración y el Comité de Auditoría como organismo de apoyo, la incorporación a este programa nos permitió identificar algunos pun­tos a mejorar en procesos que, en la práctica, ya se venían realizando: firmas de asambleas, establecimiento de canales de información, envíos en tiempo de información a tratar en juntas de consejos, formalización de las funciones para los consejeros, entre otras.

¿Cuáles considera que son los desafíos más significativos para obtener esta distinción?
Entre todas las actividades que se requieren implementar, podemos decir que para nuestro grupo el principal desafío fue identificar y diseñar la manera más efectiva de documentar las prácticas de la empresa. No basta con ejecutarlas, si no se deja evidencia clara y contundente de estas actividades ante los ojos de terceros y se dispone de la documentación que asegure la transparencia y equidad a todos los interesados.

¿Cuáles considera que son las principales ventajas de esta certificación?
La principal ventaja es garantizar a nuestros accionistas que procedemos bajo estándares corporativos de alto nivel, mismos que nos permiten confirmar el apego a las mejores prácticas corporativas y que se cuenta con objetivos definidos y claros, así como una ruta estratégica para su consecución. Otro punto de igual importancia, es la oportunidad de acceder al programa de reestructura de pasivos y acceso a tasas de interés más bajas, lo cual genera ahorros importantes en cuanto al costo de captación de capital de trabajo. Esta certificación nos permite demostrar ante los ojos de terceros de que somos un grupo robusto y confiable, cuyas prácticas son transparentes y en cumplimiento a la normatividad requerida por nuestras operaciones, lo cual seguramente da certidumbre de nuestra calidad y compromiso en todo lo que hacemos y que nos permite acceder a programas y financiamiento preferentes.

¿El programa cubrió sus expectativas?
Por completo. Nos parece una excelente iniciativa de Bancomext para identificar aquellas empresas comprometidas y de calidad que se encuentran en proceso de expansión y que por medio de su apoyo lograremos alcanzar metas de mucho mayor nivel.

¿Cuenta con un plan para su incursión en el mercado de valores? ¿Qué tipo de operación tiene prevista?
Nuestro grupo actualmente se encuentra evaluando distintas alternativas de inversión y tiene considerada, entre algunas otras, la captación de recursos por medio de una posible emisión de deuda en plazo no mayor a cinco años.

¿A qué proyecto dedicará los recursos obtenidos?
Se destinarán a la ejecución de las siguientes fases del plan de expansión por distintas zonas geográficas del país, como Cancún o San Miguel de Allende, y otros destinos, como El Caribe; este plan de crecimiento fue diseñado por la dirección general y aprobado por el consejo de administración bajo el cual se rige el Grupo Pueblo Bonito.

¿Está satisfecho con la atención recibida por Bancomext?
Definitivamente sí, la respuesta que hemos tenido en todos nuestros trámites ha sido excelente y muy oportuna por parte de todas las áreas involucradas, prin­cipalmente de nuestros ejecutivos actuales, Yvette Valenzuela y Juan Daniel Morales.