EN ESTE NÚMERO

Artículos anteriores de esta sección

El Banco de México, modelo institucional  

El Banco de México, modelo institucional  

Entrevista con Miguel Mancera Aguayo  

Guillermo Máynez Gil

De la política monetaria depende, en buena medida, la salud económica de una nación. Durante la fase de lucha armada de la Revolución mexicana, la política monetaria era inexistente. El régimen de Carranza terminó esa práctica y restauró el patrón oro. Más tarde, la emisión de billetes se reanudó, esta vez de manera ordenada, cuando el Banco de México fue fundado en 1925. Pasados los primeros años, sin embargo, la disciplina se relajó. En la práctica, el Banco se subordinaba a la Secretaría de Hacienda. A partir de su autonomía, en 1994, México ha venido recuperando la senda de la estabilidad. Uno de los protagonistas de este caso de éxito nos cuenta la historia y mira hacia el futuro de la política monetaria desde su experiencia en una de las instituciones mexicanas más respetadas.